Blog

Latest Industry News

Prueba: 6º Generacion de la Ford Explorer 2016 Sorprende Con Nuevo Motor 4 Cilindros Turbo

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-01

Hablar de la Ford Explorer es referirse a un SUV estadounidense que ya es un clásico. Debutó como un modelo nuevo en 1990, con la pesada responsabilidad de continuar con el legado de la famosa e inconfundible Bronco.

En octubre del año pasado se presentó en el país la 6º generación de la Explorer, la cual pasaremos a revisar a continuación en esta nueva prueba de manejo de AutoLujo.cl, realizada a la versión Limited 4X2 (tracción delantera) con el aplaudible motor Ecoboost (Twin Scroll Turbo) de 4 cilindros y 2.3 lts. que es fácil que engañe, percibiéndose como uno de mayor cilindrada debido a su asombroso desempeño.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-02

Ya teníamos una primera impresión del modelo, previo a esta”cita” entre quien escribe y la nueva Ford Explorer 2016. La vimos circular por la calle en varias ocasiones; su imponente y rediseñado frontal nos llamó la atención. El resto de la configuración la percibimos muy similar al modelo anterior, en especial si se mira de lado, lo que se comprueba al revisar que, efectivamente la nueva multipropósito estadounidense rueda sobre la misma plataforma que la generación anterior lanzada en 2011, por lo tanto podríamos hablar de un profundo facelift o actualización, más que de una nueva generación.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-03

La nueva Ford Explorer 2016 sobrepasa los 5 mts. de largo (5.036 mm) y los 2 mts de ancho sin espejos (2.004 mm, con los espejos alcanza 2.291 mm). Su altura es de 1.778 mm y tiene una distancia entre ejes de 2.865 mm, ejes cuyo ancho alcanzan los 1.701 mm, tanto los delanteros como traseros. Sin embargo, su maniobrabilidad resultó muy cómoda, y la asistencia brindada por los distintos sensores y cámaras disponibles, fundamental para desenvolverse en las distintas maniobras, sobretodo en aquellos estacionamientos con poca luminosidad.

Ford Explorer 2016
Precios y Versiones Disponibles en Chile
(Precios Válidos hasta el 31 de marzo de 2016)


– Ecoboost 2.3L 4X2

Desde $22.990.000

– XLT 3.5L 4×2
Desde $24.840.000

– Limited Ecoboost 2.3L 4X2 (Unidad Probada)
Desde $29.9900.000

– XLT 3.5L 4X4
Desde $27.990.000

– Limited 3.5L 4X4

Desde: $32.490.000

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-05

DISEÑO EXTERIOR

Analizando detenidamente a la nueva Ford Explorer 2016, y como mencionábamos, vemos que su avasallador frontal es su carta de presentación cuando se le ve aproximarse, y una de las grandes diferencias respecto al modelo que reemplaza, marcando territorio con gran presencia, gracias a sus nuevos focos más anchos y estilizados, rediseñados neblineros, y una parrilla con un llamativo tramado. Siempre el logo de Ford al centro, el cual se funde con el nuevo diseño de la mascarilla, generando un efecto óptico redondeado cuando se ve de lejos, recordándonos al de Cadillac, marca que forma parte de General Motors, conglomerado al que también pertenece su histórico rival, Chevrolet.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-04

Su lateral se ve algo distinto comparado con aquel de la 5º generación, principalmente por la nueva figura que dibujan los focos delanteros hacia los costados. El resto continúa igual, con la misma proporción de puertas y ventanas, y con el característico spoiler que sobresale de la luneta, entregándole un look afilado y deportivo. Las llantas son de 20″ e incluyen neumáticos de medidas 255/50 (en esta versión Limited).

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-06

Atrás, los focos son más diminutos y puntiagudos que los anteriores, con un corte recto en su parte superior externa, la que inmediatamente entrega un look más moderno y deportivo, y parecieran que sobresalen hacia los costados, sobrepasando la línea de la carrocería. El resto de los elementos continúan prácticamente inalterables, con la correspondiente doble salida de escapes y la reconocible barra cromada que atraviesa el portalón trasero.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-19

Aquí corresponde comentar un parecido existente con los modelos de Range Rover, una similitud que se venía dando desde la generación anterior de la Ford Explorer, replicándose en la actual. Los grupos ópticos delanteros parecieran seguir un mismo lenguaje, al igual que si la miramos de costados, con la tendencia de los focos, tanto delanteros como traseros, que continúan hacia los laterales del vehículo. ¿Una apreciación muy subjetiva? No somos los únicos que tenemos esta percepción; en medios internacionales también se comenta esta similitud y entre las razones que se barajan están la anterior pertenencia de la inglesa a la firma estadounidense (2000-2008). Otra hipótesis habla de algún trabajo inconcluso en Ford, dejado por el actual diseñador de Range Rover – Land Rover, Gerry McGovern, quien trabajó en el desarrollo de la estética de autos de Ford entre 1999 y 2004.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-12

DISEÑO INTERIOR

Digamos que en esta sección prácticamente no hay cambios, y es otra de las razones que consideramos para establecer que Ford no ha cumplido con el trabajo necesario para hablar de una nueva generación. Enfocándonos en el modelo facilitado para prueba por Ford Chile, un Ford Explorer 4×2 Ecoboost 2.3 lts. Limited , ofrece el espacio esperado en un vehículo de este segmento apuntado al mercado estadounidense…y fabricado por una marca del mismo país que ha logrado posicionarse como la preferida: amplia y cómoda entrada al habitáculo, asientos de correctas dimensiones y ergonómicos, forrados en cuero con un atractivo diseño moderno y costuras a la vista, con cierto aire retro que gusta y en su justa medida. Hay una correcta mezcla de materiales que imitan cromado y madera, entregando la sensación de ir en un vehículo de lujo, permitiendo viajar en una ambientación con los ingredientes precisos, sin saturar ni caer en lo chabacano.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-13

Algo que ya casi es una obligación en este segmento es la implementación de la tercera corrida de asientos, sumando dos nuevas butacas en la parte posterior que funciona como maletero, aptas principalmente para transportar niños o personas de baja estatura, contando con un interesante sistema eléctrico para desplegarlos y guardarlos, permitiendo que quede una plataforma plana para carga.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-14

Claro que hay elementos y secciones en el habitáculo que debiesen haberse corregido en la Ford Explorer 2016, tomando en cuenta la osadía por parte de la marca de presentarla como una nueva generación. Específicamente, nos referimos al volante y cuadro de instrumentos, elementos que consideramos fuera de lugar con el entorno; el primero algo anticuado y desfasado de la actual tendencia (basta con ver el nuevo volante de la F-150, o bien del Mustang, ambos de la misma marca), aunque igualmente incluye levas al volante para una conducción con un uso de caja directa y más deportiva.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-09

Definitivamente, el despliegue de información en el cuadro de instrumentos podría cumplir con lo necesario para un vehículo de un segmento menor, pero no está en sintonía con las conocidas dimensiones ni actualización asociadas a una Ford Explorer. Es la misma configuración de velocímetro análogo central, con dos pantallas digitales a sus costados, cuyo display se ve diminuto, anticuado y poco trabajado en relación al amplio tablero, con un display que no muestra una tipografía ni interface trabajada con los cánones actuales que se ve en otras marcas. Hay posibilidad de variar la visualización, donde descartamos definitivamente el uso del cuentarrevoluciones vertical, de muy difícil lectura, optando siempre por la pequeña y redonda circunferencia. Aquí había bastante por mejorar y parece que no hubo intención de trabajar en perfeccionarlo, como sí sucedió en la misma sección de la camioneta y deportivo de la misma marca, anteriormente mencionados.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-10

La consola central también mantiene la misma distribución de elementos que en la generación anterior, con salidas de aire en su parte superior, seguida de una pantalla central y por el potente sistema de sonido con un impecable desempeño, integrando también el sistema SYNC para que ciertas funciones multimedia sean comandadas por voz. Más abajo, un espacio destinado a guardar objetos y que esconde una conexión USB, seguido de dos portavasos y palanca de cambios.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-08

Hubo un detalle no menor en las terminaciones que no podemos dejar pasar, relacionado con la continuidad de la línea del tablero y puerta derecha, en un diseño que establece una unión entre estas dos secciones para dar una sensación de que se tratase de una sola pieza. En la unidad testeada, había un considerable desfase, tras no coincidir y calzar las líneas, lo que se presenta de manera correcta en el lado izquierdo, un detalle que podría llegar a permitirse en una auto de otra procedencia o de menor valor, pero no en éste. Esperamos que se trata de un error presente en el modelo que tuvimos a disposición y no en todas las unidades.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-11

MOTORIZACION

Antiguamente, hubiese sonado como broma que un vehículo de las dimensiones y características de la Ford Explorer 2016 fuese propulsado por un motor de 4 cilindros. Incluso hoy, muchos no creen que integra un motor con la cilindrada mencionada. Pero lo cierto es que, desde la generación anterior que este modelo dispone de esta configuración motriz asociada a la tecnología turbo, con la diferencia que ahora crece en 300 cc., desde los anteriores 2.0 lts. a los actuales 2.3 lts.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-20

La potencia y torque también se incrementan: son 40 hp adicionales y 54 Nm más que se ofrecen en este nuevo bloque fabricado en aluminio, que cuenta con una compresión de 10:1, un ejemplo claro si hablamos de la tendencia actual del downsizing (reducción de cilindrada contrarrestada con el uso de turbo), llegando a 280 hp a 5.600 rpm y 419 Nm a 3.000 rpm, una magia de la ingeniería moderna.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-15

Y vamos a ser honestos: al recibir la unidad de prueba, y manejando la información de que se trataba de un Ecoboost, asumimos por defecto que se trataba del mismo propulsor que nos impulsó en la Ford F-150 testeada a principios de año, es decir de un V6 de 3.5 turbopotenciado. Fue una especie de cata a ciegas, ya que cuando abrimos posteriormente el capo, y al comenzar a leer las especificaciones del modelo, fue grande la sorpresa. Estábamos convencidos, por el empuje y desempeño del propulsor, que al menos rodábamos gracias a un V6. Que un motor de esta cilindrada entregue la potencia señalada, y un torque que sobrepasa los 400 Nm, habla de una nueva era en tecnología y desarrollo de propulsores.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-16

SENSACION DE MANEJO

Como típico auto “gringo”, la nueva Ford Explorer 2016 se comportó como una cuna, con ese vaivén de suspensión blanda que, en ciertas situaciones, no tuvo un comportamiento estable y controlado, especialmente circulando rápido en caminos de tierra con ondulaciones, recordando que contábamos sólo con tracción simple en el eje delantero.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-07

Conduciéndola recatadamente y con apuro civilizado, la Ford Explorer 2016 anda muy bien. Es suave y se desliza con soltura, reacciona muy bien cuando se le exige y su dirección electromecánica es suave y copia acertadamente el camino, por lo que es un agrado estar al volante de ella.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-17

Si bien estamos claros que no se trata de un vehículo deportivo ni mucho menos, de igual forma la exigimos para ver su comportamiento: al acelerarla a fondo tiende a buscar su propia trayectoria, una réplica de lo potente de su propulsor, con un tren delantero que se tienta a seguir una línea autoimpuesta, desembocando en una actitud rebelde que trata de quebrar las intenciones del conductor.

prueba-ford-explorer-2016-autolujo.cl-nota-18

El control de tracción y estabilidad no fueron capaces de sosegarla en curvas cerradas bajo presión, siendo necesario corregir la trayectoria con el volante para no perder el control, por lo que hay que tener precaución al pisarla a fondo.

A Favor

– Potencia y elasticidad de su motor Ecoboost de 4 Cilindros y 2.3 lts.
– Sobresaliente y envolvente sistema de sonido
– Amplia cabina, sobretodo para personas altas

En Contra

– Los pocos argumentos para presentarse como una nueva generación.
– La ausente nueva propuesta en el diseño de volante y cuadro de instrumentos, como ha sucedido en otros de sus modelos emblemáticos como la F-150 y Mustang.
– Una débil supervisión del sistema de tracción, se extraña una más intensiva que otorgue mayor seguridad en maniobras.

https://www.youtube.com/watch?v=OhvIBTvuHQ8

Invalid Displayed Gallery

Abrir chat
Powered by