Blog

Latest Industry News

PRUEBA DE MANEJO: Nueva Chevrolet Silverado Reencanta y Amenaza a Competidores

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-01

Esta nueva Chevrolet Silverado es una de las mejores exponentes que ha tenido la legendaria camioneta estadounidense en sus casi 6 décadas de historia si consideramos su decendencia del modelo C/K, sin olvidar que esta nueva apuesta yankee también celebra los 100 años de presencia de la marca en el segmento tras el lanzamiento de su primera camioneta modelo T en enero de 1918.

Tal como en sus primeras generaciones, la renovada Silverado ahora se planta como una peligrosa rival de la Ford F-150 y de su otra coterránea, la Dodge RAM, sin olvidar la intromisión en el segmento de la Toyota Tundra.

Su acertado diseño irradia un fuerte carácter y personalidad, con la posibilidad incluso de llegar a convencer a los más leales usuarios de la competencia. Es un hecho: esta sexta generación es hoy la que se lleva más miradas.

Finalmente, Chevrolet da en el clavo y podría ser ésta la oportunidad de imponerse en el nicho de las “rancheras”.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-03

La nueva Chevrolet Silverado aterriza en el mercado nacional en dos configuraciones estéticas, la LT TrailBoss Z71 ($30.524.100 IVA Incluido) y la versión de este tesdrive, la LTZ ($35.300.000 IVA Incluido), ambas dotadas del mismo propulsor V8 de 5.3 lts. de contundentes 355 hp desarrollados a 5.600 rpm y 518 Nm de torque que surgen a las 4.100 vueltas de motor por minuto, todo administrado por una transmisión automática de 8 velocidades.

Una única motorización que dista de las 6 combinaciones de motor/transmisión existentes en su mercado madre, EE.UU., además de 8 personalizaciones, incluída la clásica Work Truck de cabina simple, sin existir luces aún de una eventual ampliación de la oferta nacional.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-28

Un motor que cuenta con el sistema Dynamic Fuel Management el cual ofrece 17 combinaciones de desactivación de cilindros con el fin de mejorar la performance y rendimiento en un amplio rango de condiciones de conducción.

Según la homologación oficial realizada en territorio chileno, la nueva Chevrolet Silverado anota un consumo de 7 km/lt en ciudad, apoyado por el sistema start/stop (desconectable) que enciende y apaga el motor automáticamente en tiempos de espera como semáforos o atochamientos, y de inusuales 11 km/lt en carretera para su tamaño y peso, claro que este último índice debería ser inferior considerando que se trata de una prueba en que la velocidad crucero se establece a 90 km/h. El rendimiento mixto resultante es de 9,1 km/lt.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-30

Con su estanque de combustible de 91 lts. estaríamos hablando de una autonomía en ciudad de unos 600 kms. Y de un mixto que podría estar en torno a los 800 kms. dependiendo del comportamiento en la conducción, carga y condiciones del camino.

El potente propulsor se hace notar y trabaja en sintonía con una transmisión automática de 8 velocidades terminando en una tracción a las 4 ruedas supervisada automáticamente mediante el sistema Autotrac, el cual administrar el movimiento entre ambos ejes, llegando incluso a propulsar exclusivamente el trasero dependiendo de las condiciones de terreno y tipo de conducción.También puede optarse por dejarla con tracción simple trasera, 4×4 high o bien la 4×4 low gracias a su caja reductora.

 

DIMENSIONES

Debemos ser honestos, quienes no están acostumbrados a una camioneta de estas dimensiones puede que les resulte incómodo su operabilidad, principalmente en ciudad, e incluso sentir que es una grosería circular en un vehículo de tan amplias medidas, en especial si su uso responde más a un capricho que a una necesidad asociada al trabajo o a solucionar un tema de traslado familiar y vacacional.

Entre los fabricantes, hay cada vez más respeto por el uso de los espacios y cuidado en las emisiones contaminantes en un tráfico cada vez más saturado y con una conciencia mayor por el cuidado del medio ambiente.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-06

Los que ingresan o se reintegran a este segmento desde vehículos de menores dimensiones, deben habituarse a mover una gran camioneta cuyo largo bordea los 6 mts. agregando 41 mm en esta nueva generación para completar 5.885 mm, permitiendo una amplia distancia entre ejes que también crece significativamente al agregar 100 mm para establecerse en 3.747 mm, distancia que es en parte responsable del suave andar de esta camioneta, sin olvidar la incidencia de la suspensión High – Performance en el modelo testeado y de la famosa Z71 en su variante X en la TrailBoss Z71, ambos con amortiguadores traseros de la firma Rancho, además de su nueva configuración de chasis que aumenta en 10% su rigidez torsional.

Las colosales medidas continúan con un ancho que roza los 2 mts. (1.980 mts.), sobrepasándolos si se consideran los espejos (2.062 mm) presentándose como la más ancha del segmento, además de un alto de casi 2 mts. (1.980 mm) que llama a tener precaución en las entradas a estacionamientos subterráneos o techados, con la posibilidad de que no pueda entrar en algunos.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-12

 

ATRACTIVO DISEÑO…COMO EL PRIMER AMOR

La nueva camioneta de Chevrolet cuenta en Chile con dos personalizaciones que apuntan a un look más agresivo y todoterreno en la Silverado LT TrailBoss Z71 y a otro más formal inclinado hacia la elegancia y lujo mediante la configuración brindada por la Silverado LTZ, esta última variante, la protagonista de este test de 5 días, reafirmando de paso la importancia que implica una extendida prueba de manejo para finalmente convencer y no querer bajarse de ella.

La convincente estética de la nueva Chevrolet Silverado hace difícil quitarle los ojos de encima. Su atrevido frontal muestra seguridad y decisión, con un capó que se posiciona muy alto y que contribuye a una correcta proporcionalidad cuando se somete a juicio la estética de todo el conjunto frontal, incluida la incidencia del tamaño del parabrisas.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-17

El logo Chevrolet se muestra imponente en el frontal aunque no de manera intrusiva y casi parece flotar sobre los listones transversales cromados de una parrilla que está al borde del minimalismo. Una propuesta más clásica que continúa con parachoques también en metal, como en los viejos tiempos, integrando astutamente unos camuflados neblineros en su parte baja.

Los focos principales LED están compuestos por una luminaria triple que si bien son pequeños respecto a las amplia envergadura y alto del frontal, son del tamaño preciso para entregarle un look algo futurista y deportivo, casi como replicando las líneas de su hermano atlético Camaro.

Hay otros elementos que entregan esa percepción rupturista como las formas de herradura recostada de las luces de conducción diurna LED y su comunicación con los listones más anchos de la parrilla que siguen la misma línea de las luces en sus extremos, además de los difusores de aire laterales que le añaden verticalidad a la unidad y apoyan ese aire de modernidad que irradia la Silverado que bien podría funcionar como un actualizado Transformer.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-29

En su vista lateral, la nueva Chevrolet Silverado se ve muy proporcionada y cuadrada, develando paneles con sinuosos moldeados y amplios arcos de rueda para dar cabida a las llantas de 20″ de esta variante.

Los cromos también se hacen presente en los perfiles de las ventanas, manillas de puertas, espejos y parachoques, destacando los vidrios tinteados en las puertas traseras, una antena tipo aleta de tiburón sobre la puerta del conductor, un sutil spoiler trasero sobre la luneta, la astuta localización y ángulo elegido para la inscripción del nombre del modelo (delante de la puerta del conductor), la identificación 4×4 en el costado trasero del pickup y unos focos traseros que se dejan ver por los costados, cuyo diseño también es replicado por las líneas de la carrocería.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-31

Atrás, la nueva Silverado se muestra robusta y con ese futurismo asociado al cubismo, siempre con la clásica inscripción de la marca en el portalón trasero eléctrico, además del tallado de una línea inferior que da la ilusión óptica de una tapa de menores dimensiones y posicionada a más altura.

El parachoques continúa en metal y en sus costados incorpora con unos sacados que permiten apoyar un pie para subir a la caja. Además, se ve más atención en el orden de los elementos de su parte baja, con un tubo de escape más escondido.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-16

 

WORK, WORK…WORK!

Chevrolet informa que la Silverado LTZ tiene una capacidad de carga de 916 kgs., mientras que la LT TRAILBOSS Z71 soporta 798 kgs. La capacidad de remolque sobrepasa holgadamente las 4 toneladas, específicamente 4.355 kgs. en ambas versiones.

Se presenta como la camioneta con el mayor volumen de carga del segmento ofreciendo 1.353 lts. de espacio en su amplia cajuela trasera, un 20% más que aquellas más cortas de la competencia según Chevrolet, dimensiones que se han logrado al ampliar el ancho de la superficie casi en 18 cms. De fábrica incluye la protección cubre pickup DURADEB, además de iluminación exterior.

El despeje del suelo de la Silverado LTZ también es holgado llegando a los 206 mm, el que crece considerablemente en la opción LT TrailBoss Z71 con sus 276 mm, evidenciando nuevamente su foco en el offroad.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-18

El peso de la unidad de 2.271 kgs. se puede decir que es contenido, ya que en este nuevo capítulo de la 2º camioneta más vendida de Estados Unidos (después de la Ford F-150) se anuncia una reducción de hasta 204 kgs. Aquí, el capó, puertas y portalón trasero fabricados en aluminio contribuyen a la dieta, además del aporte de su chasis, el que baja 40 kgs. de peso respecto a la generación anterior, sumado a otros elementos como el bloque y pistones de su motor fabricadoa en aluminio.

 

INTERIOR

Es difícil que un cliente de este segmento se mueva a otro más bajo, a no ser que la transición sea por motivos económicos o de operabilidad. Está claro que quienes habitan estas limusinas de trabajo ven apoyado aún más su alto ego ya que efectivamente este tipo de camionetas entrega la sensación de estar en una dimensión diferente a la de los demás, desde el momento en que hay que escalar para subirse a ella hasta el ritual que implica ponerla en movimiento y maniobrar, tanto en espacios reducidos como a alta velocidad, siendo el centro de atención por donde deambule.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-04

Esta bienvenida a un “mundo paralelo” comienza cuando al abrir la puerta automáticamente se despliegan las pisaderas laterales que recorren toda la parte baja de ambas puertas.

Un sistema que ya habíamos visto en la Ford F-150, siendo las de esta última de una operabilidad bastante más suave, con un sistema de repliegue hacia la carrocería, mimetizándose de mejor forma.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-05

Las pisaderas plegables de la Chevrolet Silverado se desplazan hacia los lados (no se pliegan hacia arriba como en la F-150) y se siente un fuerte golpe al interior de a cabina cuando se retraen, por lo que al parecer no hubo un trabajo muy sinuoso y delicado por parte de los fabricantes en este ítem.

En su interior, por supuesto lo más destacable es el amplio volumen de espacio disponible, más que en la generación saliente recordando que crece el largo de la unidad, permitiendo que una persona de gran altura pueda moverse con soltura sin que absolutamente ningún elemento interfiera, condición que podríamos reconocer como una de las más destacables del segmento.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-08

Es como ponerle ruedas al living de una casa, todo es espacio y gran habitabilidad, lo que gráficamente se acentúa con elementos claves como el masivo apoyabrazos central delanteros, el cual integra un inteligente sacado en su parte central para dejar el o los celulares.

Contrario a lo que pudiera pensarse, los asientos no ofrecen esa confortabilidad blanda tipo berger de hundimiento, sino que involucran una propuesta de inclinación deportiva, incluyendo soportes laterales para mejor sujeción en curvas, detalle que nuevamente demuestra las intenciones deportivas de la camioneta, con superficies planas en cuero perforado de diseño más europeo, luciendo sobrios y elegantes, incluyendo el contraste entregado por las costuras gris azuladas.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-07

La postura de manejo es ergonómica y cómoda, y está la posibilidad de regular el volante en altura y profundidad. Ambas versiones de la Silverado tienen el asiento del conductor ajustable eléctricamente en 10 posiciones. Es calefaccionado al igual que el del copiloto.

La versión LTZ testeada agrega memoria de posición para el asiento del conductor y los mismos ajustes eléctricos en el asiento del copiloto, agregando ventilación a los delanteros y calefacción en los traseros, los que también pueden levantarse para disponer de un amplio espacio de carga en el piso.

Otras comodidades que son standart en las dos variantes de la Silverado que llegan al país son el climatizador dual, bluetooth, control de velocidad crucero, monitor de presión de neumáticos, el sistema de audio MyLink con la amplia y nítida pantalla tactil central de 8″ en el que se puede ver la interface del teléfono gracias al Apple CarPlay y Android Auto.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-09

El selector electrónico del modo de conducción, sistema de encendido remoto del vehículo a través de la llave, sunroof eléctrico, ventana trasera eléctrica, volante multifunción calefaccionado y forrado en cuero también son comunes para ambas variantes.

Es la exponente Silverado LTZ también agrega elementos extras como la pantalla de 8″ al centro del cuadro de instrumentos (entre los relojes análogos correspondientes al velocímetro y tacómetro) a diferencia de la de 4,2″de la LT TrailBoss Z71, Head up display con 4 modos de visualización (sistema de proyección de información en el parabrisas frente al conductor), navegador GPS y sistema de audio premium Bose con 6 parlantes, entre otros.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-10

Si bien la Chevrolet Silverado se moderniza convincentemente por fuera, faltó algo de foco en renovar un interior que a veces muestra rasgos demasiado noventeros o incluso de la década anterior, a través de elementos como los botones y perilla de mando ubicados a la izquierda del cuadro de instrumentos o la configuración de las guanteras situadas a la derecha del tablero, aunque en este último punto se entiende que lo que busca Chevrolet es crear una continuidad cronológica y una especie de sello manteniendo las líneas de una clásica distribución.

Se agradece que este tipo de camionetas integre un enchufe de 220 volts, tanto en la parte baja del tablero interior, como en el pickup, lo que es de gran ayuda para cargar importantes elementos como el computador personal y operar herramientas de trabajo y construcción, respectivamente.

La disposición de apertura eléctrica de la portalón trasero también es compartida en las dos opciones del modelo, aunque el cierre automático es exclusivo del modelo de prueba LTZ. También son equipamiento común el kit de arrastre y remolque, lo que constituye un importante ahorro en su costo de implementación.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-11

 

PERFORMANCE DEPORTIVO

El reporte oficial continúa, asegurándose que su aerodinámica mejora en 7,5% respecto al modelo saliente, y en la práctica, la nueva Silverado atraviesa el aire como un cuchillo, se siente que fluye muy bien a alta velocidad, sin ruidos excesivos, incluyendo ahora elementos claves como los comentados y novedosos deflectores delanteros laterales de aire, los que de paso le entregan una atractiva verticalidad a esta enorme camioneta.

Gracias a su eficiente caja de cambios de 8 marchas y amplia cilindrada, las revoluciones van muy bajas a velocidad crucero en carretera mostrando también un comportamiento ideal a alta velocidad con el cual logra imponer dominio en ruta y dejar perplejos a quienes osan hacerle competencia sobre sus autos que creían deportivos.

Su dirección es muy precisa. Cuenta con asistencia eléctrica y guía muy bien a la unidad, casi replicando la sensación quirúrgica entregada por la ingeniería automotriz alemana.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-13

Se transforma casi en un vicio poner a prueba el empuje de su propulsor V8, destacando su potente salida desde la inmovilidad, un empuje que demuestra su feroz potencia y torque, con un sistema de control de tracción y estabilidad algo permisivo que libera algo de su locura con contenidos derrapes que luego son supervisados electrónicamente.

Por supuesto que la rigidez y dimensiones de su chasis fabricado con acero de alta resistencia, junto a una jaula de seguridad compuesta por acero avanzado y la puesta a punto de la suspensión, además de las amplias llantas de 20″ con neumáticos de camino 275/60 Bridgestone Alenza en la versión de prueba LTZ (la LT TRAILBOSS Z71 equipa llantas de 18″ con neumáticos todoterreno de 275/65 Goodyear Wrangler Duratrac) son fundamentales para la gran estabilidad experimentada sobre esta Chevrolet Silverado.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-14

Responde muy bien cuando se le exige en carretera y se desplaza con supremacía en ciudad, mostrando solidez en el equilibrio y balanceos pese a su gran altura y dimensiones, con un sistema de frenos que está a la altura de la masa que debe detener, aunque podrían ser algo más precisos y netos.

Para todo tipo de usuario será un placer conducirla. Si reina la calma y el ánimo es disfrutar de un desplazamiento sereno, la Silverado igualmente develará su solidez de marcha gracias a la correcta sensibilidad de su acelerador, la que se ve modificada dependiendo de la selección de sus 4 modos de conducción. En carretera, la sensación es de ir rodando sobre aquellas grandes embarcaciones de competición de la liga Superboats en lo que respecta a desempeño, con la calma y vaivén que entregan los colosales transatlánticos, una sólida y segura experiencia de viaje que sólo irradia supremacía en ruta.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-15

Si hablamos de la precisión germana de su dirección eléctrica, ocurre absolutamente lo contrario con la percepción que tuvimos de la suavidad y precisión al operar la transmisión con el clásico selector adosado a la columna de dirección.

El tránsito entre Park (P), Reverse (R), Neutral (N), Drive (D) y Low (L) resultó en una sensación de engranajes poco precisos y aflanados, casi como si se tratáse de un modelo de los años ´80, un feeling que debería ser mejorado tal como lo han hecho con la dirección, apuntando hacia una experiencia de conducción más premium, como es el estatuto de esta gran camioneta estadounidense.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-21

 

SEGURIDAD

Estamos frente a una camioneta estadounidense de amplias dimensiones, por lo que los sistemas electrónicos de seguridad son fundamentales para su correcta navegación y maniobrabilidad.

Por ello, la nueva Chevrolet Silverado incluye de serie sensores de estacionamiento delanteros y traseros con cámara de retroceso, agregando la de 360º con monitoreo de carro de arrastre en la versión LTZ testeada.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-22

También son denominador común el asistente de partida en pendiente, control de descenso y tracción, además del Stabilitrack, el control de estabilidad con sistema antivuelco y control de balanceo de remolque.

¿Airbags? Cómo no…doble frontales delanteros, soble laterales delanteros y dos de cortina. Y frenos: ABS y disco en las 4 ruedas con rotores Duralife que aseguran reducción en la corrosión y un frenado menos ruidoso y vibratorio.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-23

Y cuando errar es humano, están los asistentes de aviso de cambio de carril involuntario, alerta de colisión frontal, además de la detección automática de peatones, punto ciego y tráfico cruzado, incluso con la detención autónoma de la unidad gracias al sistema de frenado automático a baja velocidad.

Niños…bienvenidos junto a sus sillas que pueden fijarse de la forma más seguro con el mecanismo LATCH.

 

FICHA TECNICA

CHEVROLET SILVERADO LTZ

Motor: V8 de 5.3 lts.
Potencia: 355 hp a 5.600 rpm
Torque: 518 Nm a 4.100 rpm
Tracción: 4×4, con opción de seteo a simple trasera, 4×4 con reductora y gestión automática Autotrac.
Rendimiento: 7 km/lt ciudad – 11 km/lt carretera (según homologación chilena)

DIMENSIONES

Largo: 5.885 mm
Ancho: 1.980 mts. ( 2.062 mm con espejos)
Alto: 1.980 mm
Peso: 2.271 kgs.

Precio: $35.300.000 IVA Incluido

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-32

 

PUNTOS A FAVOR

– Admirable, elegante y lujoso diseño y proporcionalidad, una de la Silverados más atractivas que ha fabricado Chevrolet que incluso invita a clientes de la competencia a optar por ella.
– Gran performance y entretenida experiencia en su conducción, debido a su importante rebaja de peso, nueva configuración de chasis y buena suspensión, además de la importante gestión de su sistema de tracción Autotrac, sin olvidar el gran desempeño de su motor V8 de 5.3 lts. y transmisión de 8 marchas que lo sitúan como emperador de la carretera.
– Amplia habitabilidad en su interior, cómodos y modernos asientos de look más europeo.

prueba-chevrolet-silverado-autolujo-nota-27

 

PUNTOS EN CONTRA

– La sensación de poca precisión que se percibe al operar las marchas, además de la disposición del selector de cambios adosado a la columna cuyo diseño desentona con la modernidad que trata de establecer el combinado de elementos del habitáculo.
– La brusca operabilidad y sonido que se percibe desde el interior de la cabina cuando se cierran las pisaderas eléctricas.
– La presencia de elementos del tablero, como algunos botones y perillas, que no muestran una evolución estética acorde con el nuevo escenario de modernidad que sugiere la nueva ambientación.

Abrir chat
Powered by