Blog

Latest Industry News

PRUEBA DE MANEJO: Ford Fusion – Mas por Menos

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-01

Una grata experiencia fue testear este sedán de la famosa firma de Detroit durante 5 días. Podemos confirmar que el Ford Fusion, en su versión 2.0 Ecoboost, es un auto muy agradable de conducir, espacioso, con un equipamiento tecnológico y de seguridad admirable y de los más completos en el mercado, impulsado por un potente motor turbo (versión probada) y con tintes de vehículo del segmento de lujo. Destaca su relación precio/producto en ambas versiones disponibles en Chile. Precio válido hasta 31 de enero de 2017: $15.940.000 (SE 2.5 AT) y $18.890.000 (SE 2.0 ECOBOOST AT, versión probada).

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-02

Hay varias características positivas que mencionar en la cuarta generación del Ford Fusion de producción mexicana, el cual se inserta en el segmento de sedanes de tamaño mediano. Su completo equipamiento da a entender el por qué de su gran aceptación a nivel nacional.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-03

Vale la pena explicar la historia y metamorfosis de este modelo en el Chile. Si bien, el Ford Fusion debuta en el país a principios de 2014, con una actualización o facelift estrenado en septiembre de 2016 (versión probada), hablamos de la evolución y cuarta generación de un sedán que se vendió previamente en el país conocido como Mondeo. Como apreciación aparte, también trae a la memoria el icónico Taurus, modelo que aún existe, aunque no disponible en el mercado chileno a la fecha.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-05

En relación al historial del Fusion en EE.UU., se trata de un modelo lanzado en 2006, siendo esta su segunda generación estrenada en 2012. Asimismo, existe un modelo citycar con el mismo nombre, salido de la fábrica de Ford en Alemania entre los años 2002 y 2012.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-32

El Ford Fusion 2017 de esta prueba fue lanzado en septiembre de 2016 en Chile e incorpora una tenue actualización o facelift, destacando sus luces de conducción diurna LEDs, las que pasan a color anaranjado cuando funcionan como señalizadores, entregándole bastante carácter y modernidad a un frontal que está bien condimentado con unos neblineros de correcta estética y dimensiones, terminando en una “mirada” intimidante y poderosa.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-06

En la tapa del portamaletas se ha incluido un travesaño cromado a lo ancho de la unidad, elemento con el que irradia elegancia, siguiendo la línea que viene de sus laterales, similar a la que se ve en modelos del segmento de lujo como el Jaguar XF, recordando que Ford fue dueña de la firma inglesa entre los años 1989 y 2008, ahora propiedad del Grupo Tata.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-37

La sección trasera del Ford Fusion muestra una amplia luneta que va bien recostada y una discreta y amplia tercera luz de freno que pareciera estar integrada a ésta. Se aprecian líneas onduladas en la carrocería y tapa del portamaletas que siguen la curvatura dictada por los focos. El trabajo realizado en la parte baja también es aplaudible, con dos aperturas trapezoidales bien empotradas que se mimetizan en el conjunto, a través de las cuales se evacuan los gases proveniente de los escapes.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-04

Su vista lateral destaca por la sinuosa caída en la línea del techo, con grupos ópticos delanteros y traseros que se extienden hacia los costados, apreciándose una terminación respingada en su parte trasera. Una serie de nervaduras y líneas presentes en el capó y laterales se hacen visibles desde este punto de vista, entregándole al Ford Fusion una precisa y elegante musculatura. En el caso de la versión 2.0 Ecoboost sometido a prueba, las llantas de 10 rayos dobles de 18” participan armoniosamente en la proporcionalidad general del vehículo, utilizando neumáticos de medidas 235/45.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-09

La actualización del modelo es más potente en su interior, comenzando por la extirpación de su palanca de cambios, la que fue reemplazada por un selector rotativo como la que integran marcas de segmentos más lujosos, recordando nuevamente a Jaguar, liberando así espacio en la consola central, switch que resultó muy cómodo y fácil de usar, integrando en su parte central un selector para cambiar la conducción a modalidad Sport ,además de la posibilidad de jugar con sus 6 marchas mediante las levas dispuestas en el volante (sólo en versión 2.0 Ecoboost de esta prueba).

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-13

El sistema multimedia del Ford Fusion es protagonizado por su amplia pantalla táctil ubicada en la consola central, en la cual se despliega una serie de funciones, y en esta versión se ha mejorado el sistema de navegación GPS, el que ahora puede operarse de manera similar a los teléfonos inteligentes, pudiendo realizarse zoom en las áreas de interés. Puede ser comandado por voz e integra el aplaudible sistema SYNC 3.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-15

El sistema de sonido es muy bueno, equipando 11 parlantes y 2 entradas USB en la parte delantera, además de un sistema que sube y baja el volumen dependiendo de la velocidad.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-14

Su motor de 2.0 Ecoboost es potente, bien reactivo y logra un destape brusco al pisarlo a fondo, considerando que son 236 hp de potencia máxima que alcanza a las 4.500 rpm, junto a un torque peak de 365 Nm que aparece a las 3.000 rpm. Un propulsor que entrega una sensación muy cercana a un bloque V6 de aspiración natural (sin turbo) de mayor cilindrada, aunque con un turbolag algo lento, por lo que hay que considerar ese retardo entre pisar el acelerador y lo que demora en reaccionar el motor para calcular maniobras más extremas, acelerando previamente la unidad o predisponiéndola con marchas más bajas utilizando las levas al volante incluídas sólo en esta versión testeada (2.0 Ecoboost), teniendo en claro que se trata de un vehículo apuntado a una conducción más mesurada que deportiva.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-31

Pese a lo que se pudiera pensar, no es un motor económico. Si bien la tendencia del downzising es precisamente bajar cilindrada y turboalimentar, con el fin de bajar emisiones y mejorar rendimiento, en este último ítem el Ford Fusion no presenta un destacado consumo, aunque tampoco es tan malo considerando sus dimensiones y peso. Según el Ministerio de Energía de Chile, su rendimiento en ciudad es de 7,8 km/lt, mientras que en carretera reporta un consumo más aplaudible de 13,5 km/lt.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-18

La respuesta de la tracción delantera es potente. Sin embargo, al pisarlo a fondo se torna algo brusca y descoloca la trayectoria de la unidad, aunque con la atención y manos bien puesta en el volante no hay mayores inconvenientes, momento en el cual se extraña que no cuente con tracción trasera, considerando la performance del motor, dimensiones y peso del modelo, aunque claro que ésta podría haber significado un aumento en el precio de la unidad.

El Ford Fusion tiene una sensación de rodado muy agradable, es estable y se desenvuelve muy bien en ciudad, con salidas desde la inercia que se sienten muy fluidas y livianas, considerando un peso del vehículo que ronda los 1.800 kgs., develando la comodidad que significa un potente torque en el quehacer diario citadino.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-26

En carretera se desliza con aplomo y seguridad, bien conectado y fijado al camino a velocidad crucero y con descansadas 2.200 rpm a 120 km/h. Brinda un viaje sereno en una espaciosa cabina y cómodos asientos ( de cuero y con los delanteros calefaccionados en versión 2.0 Ecoboost testeada). Los pasajeros de las plazas traseras disponen de un espacio para piernas aceptable, incluso con los asientos delanteros bien atrás, además de salidas de aire independiente instaladas en la sección trasera de la consola central, incluyendo una salida eléctrica de 12V al cual se le puede incorporar un enchufe USB para carga de teléfonos. Cuenta con techo corredizo tipo sunroof.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-24

La dirección es bien precisa, está asistida eléctricamente y lee bien el camino, aunque su tacto sea de un grado menor a otros modelos de marcas premium propiamente tal; en ocasiones se siente algo desconectada del camino, sin embargo en términos generales es directa y comunica la ruta de manera aceptable.

Ficha Técnica Nuevo Ford Fusion by Claudio Retamal on Scribd

Una de las grande virtudes y argumentos de compra que tiene el Ford Fusion es su nutrido equipamiento de seguridad, siendo reconocido como uno de los autos más seguros del exigente mercado estadounidense, premiado con el Top Safety Pick+ por el Insurance Institute for Highway Safetay (IIHS) de EE.UU., además de lograr el máximo de estrellas (5) otorgada por la NCAP en sus pruebas de impacto.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-33

Las dos versiones del modelo comparten equipamiento de seguridad que incluye 8 airbags (2 frontales, 2 laterales, 2 de rodilla para conductor y copiloto, 2 de cortina), posibilidad de ingreso a la cabina sin llave mediante un código de seguridad (además del control), inmovilizador antirrobo, anclaje de sillas de niños con sistema LATCH y monitor de presión independiente para cada neumático.

Además, el Ford Fusion cuenta con cinturones delanteros y traseros con pretensores y en la versión tope 2.0 lts. Ecoboost (turbo) se agregan cinturones inflables o con airbags en los dos asientos extremos de las plazas traseras, junto a un sistema de mantenimiento de carril con alerta y correción autónoma de la dirección si es necesario, según la configuración que realice el conductor. La misma versión agrega espejos con sistema BLIS que avisa con una luz la presencia de un vehículo en punto ciego, además de advertir tráfico cruzado en situaciones, como por ejemplo, la salida en retroceso desde algún estacionamiento perpendicular.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-40

Y la lista continúa: posee una serie de asistencias autónomas como el de pre-colission, el cual anuncia con una notoria alarma sonora y luminosa el riesgo de choque, además de aplicar frenos automáticamente si el conductor no reacciona, lo que en ocasiones puede resultar algo molesto al provocar desconcentración y alarma algo innecesaria en maniobras algo agresivas y en espacios reducidos. Es un sistema que no permite jugar y maniobrar al límite, interviniendo de manera luminosa e incluso autónoma al aplicar automáticamente algo de frenada, por lo que hay que tener ojo, para que no entorpesca una fluída conducción, por ejemplo en algún adelantamiento ajustado: el sistema “censura” una conducción calculada al límite, invitando a bajar las revoluciones del conductor. En este facelift del modelo, debuta un sistema de detección de peatones para evitar atropellos, el que actúa a una velocidad inferior a los 50 km/h y frena automáticamente la unidad para evitar contacto con algún adulto o niño.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-43

Siguiendo con la versión tope, el Ford Fusion 2.0 lts. Ecoboost (Turbo), ésta agrega un control de velocidad crucero adaptativo, gracias al radar que dispone en su frontal, el cual detecta la presencia de vehículos y disminuye automáticamente la velocidad, sin necesidad de desconectar el sistema, el mismo que integra el Ford Mustang (la versión de entrada ofrece un sistema de control de velocidad crucero convencional). Luego, al tener la vía libre, acelera de forma autónoma hasta la velocidad establecida, con la posibilidad de regular la distancia que se quiere mantener del vehículo que lo antecede. Un sistema autónomo que al regularlo a su distancia mínima, igual puede resultar algo incómodo para quienes conducen ajustados en distancias, ya que frenará la velocidad automáticamente a una distancia, que si bien es la establecida por norma, puede resultar algo exagerada.

Otra asistencia es el Park Assist, sistema autónomo de estacionamiento que detecta un espacio libre, ya sea paralelo o perpendicular (esta última se agrega en la nueva versión del modelo) y automáticamente realiza las operaciones de giro del volante, siendo sólo necesario engranar directa o retroceso y operar los pedales de acelerador y freno.

prueba-ford-fusion-2017-test-drive-nota-19

Por supuesto, los frenos ABS y control electrónico de estabilidad, junto al control de tracción de frenos y el mencionado sistema de frenado de emergencia, forman parte del kit de serie del Ford Fusion, así como también el sistema de asistencia en pendiente (HLA), encendido automático de luces, cierre automático de puertas a los 15 km/h, sensores de estacionamiento delanteros y traseros con cámara de retroceso y sistema de navegación activado por voz, además del Sync 3, el cual permite manejar por voz el sistema multimedia y teléfono sin perder la atención en el camino al operar botones.

El Ford Fusion es un sedán que ofrece un confortable viaje y uno de los vehículos con la mejor relación precio/producto. Está muy bien equipado y es una de las mejores opciones en el segmento de sedanes medianos, donde la marca no ha sido mezquina en la incorporación de la serie de elementos estéticos y de seguridad, además de las comodidades al interior de su cabina para un traslado y viaje más placentero, tanto para el conductor como para sus acompañantes.

Invalid Displayed Gallery

Abrir chat
Powered by