PRUEBA DE MANEJO: Chevrolet Blazer 2020, el Camaro Offroad

Desde $35.690.000

La nueva generación del archiconocido SUV de Chevrolet presenta cambios tan profundos que podríamos decir que estamos frente a un modelo absolutamente nuevo que sólo comparte el nombre Blazer con sus antecesores.

Esta nueva alma de la Blazer está influenciada por el ADN del famoso Camaro y su gran mutación está en el paso de una tradicional construcción cimentada en el chasis de la camioneta S10, a una carrocería monocasco como estructura base, evidenciando que el cambio viene desde las raíces.

Los 5 días que estuvimos con la Chevrolet Blazer 2020 fueron suficientes para convencernos y situarla como un nuevo especimen del naciente mundo de los SUV Coupé, percibiéndose una agradable sensación de rodado, aceptable equilibrio en el peso y suficiente desempeño motriz.

La nueva Chevrolet Blazer es una alternativa más asequible para quienes quieren ser parte de este nicho de multipropósitos deportivos, con una competencia directa dada por la versión más potente del modelo Edge de Ford, anterior a la variante ST, con precios prácticamente idénticos.

Aunque algo atrevido, creemos que también tiene una oportunidad entre quienes aspiran a exponentes europeos como el BMW X4 ($43.990.000). Acá, una de las ventajas de la Blazer es su precio: digamos cerca de un 20% menos respecto a los exponentes europeos que pretende molestar, con una experiencia al volante que tampoco hace extrañar demasiado la certera ingeniería de la industrias del Viejo Mundo.

De acuerdo, hay factores determinantes que posicionan a SUVs Coupé derechamente exclusivos como el mencionado BMW X4, el Audi Q5, Volvo XC60 o Infiniti QX50 por sobre el estadounidense, aunque por una diferencia cercana a los $8 millones respecto al BMW X4, puede ser sensato elegir a la Blazer como puerta de entrada al mundo de este nicho específico de multipropósitos, tomando como fundamento la experiencia de manejo percibida en esta nota, donde se comprueba esa dinámica de conducción y sensación de rodado propios de este segmento que busca replicar el andar de sédanes y coupes.

 

MOTORIZACIÓN

El propulsor V6 de 3.6 lts. es común para las dos versiones que llegan a Chile de la Chevrolet Blazer 2020 (la deportiva RS y la Premier testeada). Se planta como un motor con bastante carácter, aunque a veces pueda resultar un poco frustrante el lack entre la pisada a fondo del acelerador y la reacción del motor.

Desarrolla 308 hp de potencia máxima y su torque se empina hasta los 365 Nm, desempeño que tiene como misión impulsar una estructura que declara un peso en orden de marcha de 4.287 lbs. (1.945 kgs.).

Como es típico en las marcas automotrices de Estados Unidos, aunque en la práctica el modelo es fabricado en México, no se informa oficialmente su aceleración y velocidad final. Algunos sitios internacionales hacen sus pruebas independientes fijando el 0 a 100 km/h en 7,1 seg., mientras que la velocidad tope se anuncia limitada hasta los 192 km/h. Nada mal para un vehículo que rosa las 2 toneladas.

Se agradece la nueva transmisión automática de 9 velocidades que fluye muy bien, y que permite viajes en carretera a un bajo rango de revoluciones. Los cambios también pueden pasarse manualmente gracias a los selectores mimetizados tras el volante.

 

CONSUMO DE COMBUSTIBLE

Según la homologación chilena, la Chevrolet Blazer 2020 rinde 7.1 km/lt en ciudad y 12.2 km/lt en carretera, estableciéndose un combinado de 9.7 km/lt, cifras que obviamente considera una conducción muy recatada, por lo que hay que restarle algo de ese optimismo, en especial si se quiere conducir de manera más ágil. El consumo en carretera se ve incrementado en parte por el desempeño de su transmisión de 9 velocidades.

Para optimizar combustible cuenta con el sistema de encendido y apagado automático del motor, el extendido mecanismo identificado como start/stop, que aprovecha instancias como detenciones en semáforos o en atochamientos para apagar las explosiones en la cámara de combustión, lo que de paso también contribuye al cuidado del medioambiente al reducir emisiones de gases innecesarias cuando se está detenido.

 

MODOS DE CONDUCCIÓN

La nueva Chevrolet Blazer 2020 tiene 5 modos de conducción disponibles, iniciando con la modalidad X2, que considera sólo tracción delantera, conectándose por defecto cuando se arranca el motor. Está enfocado en ahorrar combustible.

Este seteo se selecciona por defecto al iniciar su marcha, y puede resultar algo incómodo para quienes acostumbran a conducir a un ritmo más galopante y dinámico. Si se presiona su desempeño bajo esta modalidad, puede hacer pasar un buen susto, ya que no es suficiente para contener los arranques de ira que emergen desde este SUV.

Para esa conducción más agresiva, es necesario optar al menos por la modalidad X4, la que transforma a la Blazer en un ente mecánico con delirio de persecusión, repartiendo el torque disponible entre sus 4 ruedas de forma independiente develando un notable incremento en su agarre a piso, lo que permitir extender un poco más sus habilidades atléticas.

También, hay un modo deportivo y otro para caminos offroads que interviene en la sensibilidad del acelerador y en el sistema de control de chasis para adaptarse de mejor forma a terrenos menos civilizados.

Es un vehículo que tiene condiciones offroad, sin embargo no al extremo, especialmente por el tipo de neumáticos y llantas que monta, digamos para sortear caminos de ripio y algunos otros típicos que aparecen en esos apacibles viaje de vacaciones. Percibimos que la conceptualización del modelo está apuntada principalmente a un uso en caminos más civilizados, derechamente para carretera y ciudad.

Por último, hay una modalidad de conducción apuntada a brindar mayor seguridad al transitar con un remolque, una asistencia útil si se considera que esta nueva Blazer puede ser el vehículo oficial para el esparcimiento y el principal obrero al momento de transportar juguetes asociados a la náutica, deportes de invierno, motos, o bien arrastrar una casa rodante.

 

ASISTENCIAS A LA CONDUCCIÓN Y SEGURIDAD

La nueva Chevrolet Blazer cuenta con control de velocidad crucero adaptativo que frena y acelera la unidad de manera autónoma, pudiendo regularse la distancia a mantener frente a los autos que la anteceden. En carretera, solo basta programar la velocidad de viaje y el resto queda en manos de la electrónica, digamos frenar cuando hay un vehículo enfrente, para luego volver a acelerar y recuperar la velocidad programada.

Incluye de serie sensores y cámara de retroceso, otra cámara de 360º y un novedoso sistema que transforma el espejo retrovisor en una pantalla que muestra virtualmente lo que sucede en la retaguardia, mejorando el control y atención, especialmente cuando la visibilidad hacia atrás se torna complicada con varios pasajeros o carga a tope.

El sistema de alerta de punto ciego, de tráfico cruzado y de colisión frontal también forman parte del kit standart de las 2 variantes de la Chevrolet Blazer que llegan al país.

Dispone de alertas de cambio de carril, indicador de distancia entre otros autos, freno automático a alta velocidad y detector de peatón con frenado automático gracias a unas cámaras montadas delante del retrovisor.

Por supuesto, y aunque algo reiterativo de mencionar en un vehículo de este segmento, dispone de control de estabilidad ESP y de tracción, además de frenos ABS.

Como novedad en el mundo de las alertas electrónicas, incorpora aquella que avisa de la permanencia de pasajeros en el asiento posterior, una alarma que puede salvar principalmente la vida de un infante, ante lamentables experiencias de personas que los han olvidado en sus vehículos, con fatales desenlaces por la exposición directa al sol y falta de aire.

 

¿LE PRESTO EL AUTO A MI HIJ@?
AHORA EL RIESGO DISMINUYE CON EL MODO TEEN DRIVE

Otra de las novedosas asistencias de seguridad incorporadas de serie en las dos variantes de la Chevrolet Blazer que llegan a Chile es el denominado modo Teen Drive, un sistema que funciona como un un chaperón virtual que limita los arrebatos de jóvenes, o no tantos, a los que se les podrías prestar este auto.

Entre los sistemas de alerta y prevención del modo Teen Drive están la aplicación de alarmas sonoras al alcanzar una velocidad preestablecida o derechamente ésta puede limitarse.

El volumen del sistema de sonido también puede ser limitado o bien actuar como negociador, ya que puede no funcionar hasta que los ocupante se coloquen sus cinturones de seguridad, un hábito que puede ser reforzado con alarmas sonoras y bloqueo de la transmisión, siendo imposible desconectarla de Park si los cinturones no están siendo ocupados.

 

DISEÑO EXTERIOR

La nueva Chevrolet Blazer presenta una puesta en escena que no deja indiferente, y son claras las alusiones al deportivo Camaro, delatándose principalmente en su innovador y afilado frontal.

El capó es corpulento, mostrando en el centro unas interesantes nervaduras arquedas que lo hacen verse más abultado.

El frontal del auto es bien llamativo, y cuesta encontrar su mejor ángulo. Incluso, las condiciones de luz influyen más que en otros modelos para que devele su mejor cara. Una especie de camaleón que transforma su look dependiendo del ángulo y luz con que se le mire.

La configuración de los grupos ópticos de su frontal es atípica, con unas luces principales montadas en la parte inferior. Aquellas alargadas posicionadas en la parte superior que parecieran ser las principales y que protagonizan el frontal, corresponden a luces LED de navegación. Los señalizadores apenas se divisan bajo las luces principales.

La parrilla frontal es otro punto que llama la atención por su envergadura y amplitud, delatando que el V6 de 3.6 lts. que la impulsa necesita casi ansiosamente de refrigeración.

La trama y diseño tipo flechas de los grupos ópticos traseros pareciera acercarse más a lo que se ve en el nuevo Corvette que lo que se ve en las últimas versiones del Camaro.

Un prominente spoiler extiende la línea de techo donde también se ha montado una tercera luz de freno, reforzando el look deportivo de la unidad cuando se le mira desde atrás.

 

PORTAMALETAS

La luneta del portalón trasero está provista de un denso polarizado que impide ver el espacio de carga del maletero, incluso cuando se pega la vista al vidrio. Se infiere que este camuflaje fue considerado suficiente para no incluir el típico cubre equipaje retráctil, elemento que de igual forma se extraña para tapar un área de carga de considerables 863 lts., volumen que puede aumentar a 1.818 lts. bajando los respaldos de las plazas traseras, configurándose una perfecta plataforma plana de transporte.

Al abrir la tapa del portamaletas se destapa un cómodo y amplio acceso a la zona de carga.

La apertura del portamaletas puede accionarse eléctricamente pasando el pie por debajo del parachoques, con un inteligente detalle que llama a realizar esta operación desde el costado del vehículo y no desde la parte trasera, seguramente pensado para que la amplio portalón no golpee a la persona.

Se debe pasar el pie por el costado izquierdo de la parte trasera, justo donde se proyecta la imagen del logo de Chevrolet en el piso, otro gran detalle que le otorga estilo a esta Blazer.

El espacio de carga cuenta con una barra deslizable que permiten ajustar la carga para que no baile y se dañe, un detalle muy clever para quienes se animarán a jugar un poco con las capacidades de esta nueva Blazer que invita a una conducción dinámica.

 

FIJACIÓN EN EL CAMARO

La influencia del Camaro en la nueva conceptualización de la Blazer es oficializada por la firma de Detroit. Desde el cuartel general de Chevrolet son claros en afirmar que efectivamente el clásico muscle car es la inspiración, por lo que podría decirse que se trata de una versión offroad del deportivo estadounidense.

En definitiva, una puesta en escena imponente y atlética disponible en Chile en dos tipos de personalización:

R/S (la más deportiva con acento en elementos en negro)

Premier (versión testeada, con tintes más formales y uso de cromo)

Ambas comparten propulsor y todas las características técnicas y de comodidad en la cabina, diferenciándose sólo por los elementos estéticos que personalizan su look.

La nueva Chevrolet Blazer muestra una amplia envergadura. Su ancho reportado es de casi 2 mts. (1.947 mm) y eso se comprueba con el amplio espacio disponible en la cabina, y con la robustez y cubismo que proyecta su vista trasera, algo desconectada de las líneas diagonales de su frontal.

Su longitud termina en los 4.862 mm, con una distancia entre los ejes de 2.863 mm. La altura llega a los 1.703 mm.

Transmite solidez y gran personalidad. Quienes optan por el bajo perfil, les advertimos que con la nueva Blazer no pasarán tan desapercibido por las calles.

La Chevrolet Blazer definitivamente luce una imagen imponente que se aleja del concepto más familiar de su coterráneo Ford Edge, modelo que justamente entrega esa sensación de una compra menos ruidosa y ostentosa.

Cuenta con llantas de 21” y neumáticos deportivos de bajo perfil 265/45. Esto, junto a la optimizada plataforma asisten a una puesta a punto del vehículo que lo plantan con un aplaudible y equilibrado desempeño en ciudad y carretera, aunque la rigidez y calibración de la suspensión no acompañe en todo momento como como uno quisiera.

Sus puertas muestran amplios paneles y ventanas pequeñas, por lo que sus ocupantes no quedan tan expuestos o “en vitrina”, privacidad que aumenta con el polarizado aplicado desde las ventanas de las puertas traseras hasta la luneta.

El diseño de las ventanas laterales proyectan la imagen de un Chevrolet atlético y moderno, destacando aquellas triangulares que se ubica tras los cristales de las puertas traseras.

Es fundamental el efecto de techo flotante entre estas ventanas traseras y la luneta en toda la conceptualización estética del nuevo SUV de los estadounidenses. Refuerza ese look de eterno movimiento y palía en parte la ausencia de una caída de techo más brusca, sello de los vehículos considerados como SUV Coupés.

Ficha Tecnica Chevrolet Bla… by Claudio Retamal on Scribd

 

VISIBILIDAD DE ESPEJOS LATERALES

El tamaño y diseño de los espejos laterales se ajustan a lo que proyecta la composición general del vehículo.

Sin embargo, la vista entregada por los espejos laterales no es del todo precisa y amplia, principalmente por el bloqueo que entregan los amplios hombros del vehículo, esto es la sección de la carrocería sobre las ruedas traseras.

 

DINÁMICA DE LA SUSPENSIÓN

La suspensión se comporta bien en una conducción pausada y sin presiones; al empujarla a un desempeño más ágil, se extraña un seteo más ajustado en pro de un equilibrio en los contrapesos, cuando se juega y las fuerzas G vacilan lateral y perpendicularmente, alcanzando momentos en que pareciera reconocer su deficiencia y corrige bruscamente con extensiones agresiva que busca reivindicar su “error”.

Hay situaciones en que la suspensión no logra contrarrestar esas fuerzas G, resultando en un largo y oscilante recorrido, desequilibrando la unidad ante maniobras bruscas.

 

INTERIOR

El habitáculo copia elementos claves presentes en el actual Camaro, especialmente las salidas de aire centrales situadas a bajo nivel, frente al selector de marchas.

Su novedosa configuración permite aumentar o disminuir la temperatura girando el borde o marco de la salida de aire propiamente tal.

El sistema de audio Bose de 8 parlantes suena de maravilla y forma parte de un sistema de infoentretenimiento comandado mediante una pantalla táctil central de 8” y diseño hexagonal.

Cuenta con la tecnología My Link para conectar dispositivos móviles con tecnología Apple CarPlay y Android Auto, replicando la interface y datos disponibles en los móviles.

La percepción visual de la cabina es de un auto exclusivo, con detalles cromados que luego al tacto comunican su esencia plástica y delata que no son tan premium como parecen, aunque el ensamblaje de tablero, puertas y elementos de cabina en general se percibe correcto y ajustado.

Los asientos ofrecen un elegante diseño. Son de cuero y rememoran la clásica exclusividad de antaño, sin caer en lo obsoleto, proyectando una simpleza de muy buen gusto, un concepto que recuerda el estilo de locaciones como Malibú en la costa de California.

Lo que si se agradece es que finalmente Chevrolet haya recapacitado en una actualización de aquellos comandos y botones en el tablero que rendían pleitesía a la década de los ´80 o ´90, cuando ya decíamos en nuestra anterior prueba de la Silverado que se extrañaba una renovación en este ítem.

Se actualizan controles fundamentales como el selector de luces ubicado a la izquierda del volante, bajo la salida de aire. y todos aquellos botones localizado bajo la moderna pantalla central.

Al parecer, la inspiración no alcanzó para nivelar el selector de modos de conducción con el impulso modernista y de renovación que predomina en la ambientación de la nueva Blazer.

Cuenta con un amplio doble techo panorámico, muy cómodo de operar desde el interior, el cual puede ser aislado de la cabina con la conocida superficie de tela deslizable eléctrica que es igual a la del resto del techo.

+

– Atractiva puesta en escena, look exterior llamativo.
– Diseño interior, incluidos sus asientos y la renovación de los comandos.
– Sensación de rodado, equilibrio y capacidad del motor

– Desempeño de la suspensión, algo floja para soportar las oscilaciones generadas cuando se empuja al motor en conducción más agresiva.
– Calidad de materiales de su interior, predominio de plásticos que emulan metales.

FICHA TÉCNICA
CHEVROLET BLAZER 2020

Motor: V6 de 3.6 lts.
Potencia: 308 hp
Torque: 365 Nm
0 a 100 km/h: 7,1 seg. (según medios internacionales)
Velocidad Máxima: 192 km/h (limitada electrónicamente)

DIMENSIONES

Largo: 4.862 mm
Ancho: 1.947 mm
Alto: 1.703 mm
Distancia entre ejes: 2.863 mm
Precio desde $35.690.000

GALERÍA DE IMÁGENES

Abrir chat
Powered by