Porsche Mission R, Eléctrico de Competición y Más de 1.000 hp

Visionario, tecnológico y sustentable. El prototipo futurista Porsche Mission R es la novedad de los germanos en el MOBILITY 2021 del IAA de Münich, el evento automotriz alemán (7 al 12 de septiembre) que nace como alternativa al famoso Salón de Frankfurt en estos tiempos aún de pandemia.

Es un 100% eléctrico apuntado a competición con dos propulsores magnetizados y la asombrosa potencia de 1.088 hp en el denominado “modo clasificación”. Los de Stuttgart dicen que la batería de 80 kWh y un nuevo sistema de recuperación de energía permiten esas aceleraciones en determinados tramos o esprint sean sin pérdida de potencia.

Sin embargo, su potencia constante es de 643 hp (653 cv) en el “modo carrera” también aportados por sus 2 motores eléctricos y a celdas de batería de nuevo diseño, los que funcionan asociados a un revolucionario sistema de refrigeración por aceite…así es, hay fluidos en el funcionamiento de este electrificado.

El tiempo de vuelta en circuito logrados por el Porsche Mission R es equivalente al que actualmente anota el Porsche 911 GT3 Cup de competición.

Tiene tracción en las 4 ruedas y el 0 a 100 km/h lo realiza en sólo 2,5 seg., declarando una velocidad máxima por sobre los 300 km/h.

El Porsche Mission R hereda el expertise de la alemana en la Formula E en “un auto de carreras para clientes totalmente eléctricos” y representa el futuro de este tipo de carreras y copas monomarcas con autos 100% eléctricos.

PITS DE 15 MINUTOS

Suena extraño, sin embargo ese es el nuevo escenario en los tiempos de pits de las competiciones eléctricas, un timing considerado muy bueno, ya que en 15 minutos, el Porsche Mission R puede pasar de una capacidad de batería del 5% a 80%, al emplear tecnología de 900 volts en conjunto con el sistema de carga Porsche Turbo Charging, llegando a los 340 kW de potencia máxima de carga.

INNOVACIÓN AERODINÁMICA

Porsche informa la evolución del Porsche Active Aerodynamics (PAA) en el Mission R con Drag Reduction System (DRS) en el frontal y en su enorme alerón trasero regulable y dividido en dos secciones

Hay un interesante canalización del flujo de aire proveniente del frontal a través de las salidas localizadas en la parte trasera de los arcos de ruedas delanteros de tres laminas.

DISEÑO VANGUARDISTA

El ADN Porsche es claro en el Mission R, especialmente en la personalidad que entregan sus grupos ópticos delanteros de 4 puntos y en la barra luminosa trasera que adorna la retaguardia de casi todos los exponentes de Alemania.

Mide 4.326 mm de largo, un poco más corto que un 718 Cayman, aunque bien ancho al rozar los 2 met. (1.990 mm). Es muy bajo, sólo 1.190 mm de altura.

Llama la atención la línea que dibuja su lateral y por ahí podría haber traÍdo a la memoria al Audi TT, con una zona cristalada donde resalta la moderna curvatura del parabrisas, similar a la de un vehículo espacial, la que se conecta en su parte superior por 6 vidrios que cubren el techo y que aseguran luz natural al interior, separados por un “exoesqueleto” que funciona como jaula antivuelco en fibra de carbono.

La carrocería ha sido fabricada principalmente en plástico reforzado con fibra natural, donde la fibra de lino es protagonista, material que también se usó para confeccionar el labio del spoiler delantero, el difusor y los faldones laterales.

Su agresiva facha es acentuada por la amplia altura de su sección delantera baja con enormes entradas de aire. Atrás, el mencionado gran spoiler y la potente apariencia del difusor de aire en su parte baja, se conjugan con los estrecho laterales de la sección inferior que dejan al descubierto unos anchos neumáticos posteriores lisos, despejando así cualquier duda de que se trata de un bólido de alta competición.

RUPTURISTA COCKPIT

Los maestros del diseño y la ingeniería plasman su arte en el habitáculo del Porsche Mission R, donde reina el minimalismo mezclado con la simplicidad y funcionalidad de un especimen nervioso y brutal, replicando el concepto de un simulador de autos de carrera y estableciendo una conexión entre las cada día más famosas carreras virtuales con las reales.

El volante es propio de un vehículo intergaláctico. Incluye una pantalla central en la que se despliegan los datos esenciales a supervisar en circuito, a lo que se agrega otro display sobre la columna de dirección que despliega lo que captan las cámaras que funcionan como espejos laterales y central.

Además, hay un display táctil localizada a la derecha del asiento para consultar, por ejemplo, datos biométricos del conductor.

Los paneles de unas novedosas puertas, junto a los asientos y la sección posterior también fueron desarrollados en base al mencionado plástico reforzado con fibras naturales.

Cuenta con estructura y jaulas de seguridad son de fibra de carbono y está acondicionado para permitir la incorporación de una serie de cámaras Para captar el desempeño del piloto en transmisiones en vivo, nuevamente estableciendo un paralelo con la serie de vistas que ofrecen los videojuegos asociados al motorsport.

GALERÍA DE IMÁGENES
PORSCHE MISSION R

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Abrir chat