Blog

Latest Industry News

PRUEBA DE MANEJO: Nissan Murano Mantiene Status y Motor V6 en su Tercera Generacion

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-01

El Nissan Murano es un SUV con historia. Cuando apareció por primera vez en el mercado en 2002 no dejó a nadie indiferente. Su ruptiurista propuesta estética, además del interesante propulsor V6 de 3.5 lts. lo hicieron uno de los vehículos más deseados del momento.

Posteriormente vendría su segunda generación el año 2009, la que siguió los parámetros de la primera, con ajustes en su diseño que le hicieron perder algo de carácter, manteniendo su motor característico propulsor V6.

Su actual tercera generación apareció en 2014 y recién llegó a Chile a mediados de 2016. Tras una extensa prueba de manejo, podemos decir que el Nissan Murano mantiene ese estirpe que lo caracteriza, ese pedigree que lo diferencia del resto de la gama de Nissan y que destaca entre sus competidores, un multipropósito que muestra un diseño más que renovado, continuando con la aplaudida configuración motriz de sus versiones anteriores, ofreciendo la performance esperada.Precio octubre 2016 $26.990.000 Advance y $28.990.000 Exclusive (versión probada)

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-02

Se trata del cambio más radical que ha tenido el Nissan Murano, ya que que el paso de la primera a la segunda generación no fue brusco, manteniendo los cánones establecidos. El diseño de este nuevo exponente es otro cuento, siempre atrevido y atractivo, a lo que se suma el original color anaranjado de la unidad probada, atrapando las miradas de la mayoría de las personas que lo vieron pasar.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-03

Continúa con el propulsor V6 de 3.5 lts. un reactivo motor que lleva muy bien la unidad, no le cuesta para nada salir de la inercia, considerando que el motor logra una potencia de 260 hp y un torque de 327 Nm a 4.400 rpm. Tiene tracción en las cuatro ruedas y funciona con la famosa transmisión CVT, aunque con un sistema denominado D-Step Logic, el cual borra esa sensación algo desagradable como de embrague a medio pisar, con la misión de mitigar esa percepción de ascenso continuo y de un embrague que pareciera estar patinando, emulando el trabajo de una caja automática común escalonada, con caídas de revoluciones en el paso de las marchas.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-04

La transmisión se puede operar secuencialmente moviendo la palanca hacia la izquierda. Funciona muy bien, es bien deportiva y otorga esa sujeción necesaria en pendientes. Lo bueno es que al engranar una marcha la mantiene, no la suelta ni pasa a la de más abajo si se pisa el acelerador a fondo como sucede en otros vehículos, permitiendo limitar el nivel de revoluciones a través de la caja. Sí se echa de menos que, por su carácter deportivo, no incluya levas al volante para pasar las marchas.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-05

El motor es muy reactivo, tira muy bien y se entiende el por qué Nissan se mantiene fiel a esta configuración V6 tan aplaudida por el público y la prensa especializada, aunque igual se extraña una actualización mayor, sobretodo en lo que respecta al consumo, adoleciendo de ciertas tecnologías como start/stop. En carretera promedió 10 km/lt a 120 km/h, lo que no es un mal desempeño considerando el tamaño y su peso de 2 toneladas.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-19

Se extraña la inserción de un sistema de modalidad de conducción (normal, sport, eco, etc.) así como también un supervisor electrónico de tracción para diferentes terrenos. Esto sería de gran ayuda para aisistir la sensibilidad que presenta en su acelerador, el cual con solo acariciarlo destapa y saca bruscamente la unidad, es cosa de tiempo acostumbrarse y habituarse a manejarlo con delicadeza.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-20

Tiene un comportamiento muy deportivo, la suspensión es algo tiesa y logra controlar adecuadamente el carácter ansioso y reactivo del V6, con una dirección que, si bien no es de las más precisas, tampoco es tan pesada ni poco copiativa como en otros modelos de la firma como el Pathfinder.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-24

Los frenos son bien efectivos, aunque algo chiclosos, frenan bien pero no entregan una sensación de frenado neto y preciso, lo que permite ciertas licencias en torno a la sensibilidad y accionamiento, entregando una frenada más suave que demanda menos atención y regulación por parte del conductor, una exigencia asociada a los frenos más deportivos, donde es necesaria una pisada más regulada y quirúrgica.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-11

El chasis se comporta muy bien, es bien elástico y es agradable la sensación de su torsión en situaciones como vueltas de esquina con algo de exigencia, se amolda muy bien a las diferentes exigencias y condiciones de camino.

DISEÑO

El Nissan Murano 2016 tiene frontal es imponente, destacando los focos en forma de boomerang que replican a aquellos presentes en el deportivo 370z, además de una amplia mascarilla que lleva al extremo el diseño en V que los japoneses están incorporando en todos sus últimos lanzamientos, un frontal con carácter en el que su abultado capó acentúa su marcada presencia, con nervaduras que siguen la línea de la V impuesta en la parrilla.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-12

Su vista lateral es bien atlética, mostrando una fluidez en sus líneas que replican fielmente aquellas develadas en el conceptual Resonance presentado por Nissan en el Salón de Detroit en 2013, el cual entregó las primeras pìstas de lo que es la tercera generación del Nissan Murano que vemos hoy.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-18

Esta versión Exclusive monta llantas de 20” junto a unos anchos neumáticos de 235/55. La otra opción es la Advance, la cual incorpora llantas de 18”, manteniendo el ancho de neumático y elevando su perfil (235/65). El diseño de las llantas es otro de los ítems que le dan fluidez y sensación de movimiento a la unidad.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-22

EL trabajo realizado en su retaguardia es novedoso, sobretodo el concepto estético que muestran sus focos, los cuales se integran armoniosamente con las líneas laterales de la carrocería, extendiéndose hacia la tapa del portamaletas, la cual se puede abrir remotamente con el mando a distancia, o bien presionando un botón ubicado en la misma tapa (sólo en esta versión Exclusive). Para cerrarlo, sólo basta presionar otro botón ubicado en el borde interno.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-14

Se agradece que la luneta sea polarizada, al igual que las ventanas de las puertas traseras y de la original ventana dispuesta en el pilar C, ya que impide que se vea la eventual carga que se lleve en su interior, por lo que no se hace necesario contar con el típico cubre equipaje retráctil. Una doble salida de escape, con bocas rectangulares, le entregan aún más personalidad a esta sección.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-15

El interior del Nissan Murano que sometimos a prueba (versión Exclusive) destaca por los cómodos asientos de cuero calefaccionados, con unas plazas delanteras que hacen de largos viajes una experiencia placentera, seguido de unas butacas traseras que pueden reclinarse, sin ofrecer una tercera corrida de asientos como podría pensarse.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-09

El volante muestra un diseño en línea con otros modelos actuales de Nissan, lo que no sucedió con la primera generación, la cual fue dotada con uno exclusivo para el modelo, caracterizado por sus rayos metálicos, por lo que se extraña la implementación de uno más distintivo asociado más al segmento de alta gama y que lo diferencia del resto del line-up de Nissan. Además, la utilización de los mandos incorporados adolecen de ergonomía y funcionalidad, en especial aquellos botones ubicados al lado izquierdo, donde es necesrio sacar la mano del volante para operarlos, ya que no quedan al alcance del pulgar.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-08

Lo que sí es exclusivo del modelo es su cuadro de instrumentos, aunque a primeras podría parecer una replica de los que se ven en otros modelos de la marca. Tiene el tacómetro a la izquierda, velocímetro a la derecha y una amplia pantalla digital entre ambos relojes en la que se depliega información relacionada con el consumo de combustible del momento, música, cuentakilómetros digital, asistencias de manejo, entre otras. Uno de los detalles aplaudibles es el parasol montado sobre el cuadro de instrumentos, el cual está forrado en cuero.

lanzamiento-nissan-murano-chile-autolujo-cl-nota-10

Sin embargo, el cuadro de instrumentos no está en sintonía con la calidad de los comandos ofrecidos en la consola central, sección que se ve algo más económica, con una pantalla central que no es táctil, a diferencia de aquella que se ofrece en el mercado estadounidense, aunque no resulta para nada complicado navegar en el sistema multimedia, a través de las diferentes perillas y botones dispuesto para ello.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-07

La consola central está dominada por una línea que forma una V, la cual se presenta como símil cromo, un plástico de baja calidad que no entrega una buena sensación al tacto, y que no concuerda con otros metariales empleados, como las placas de metal que comienzan en los extremos del tablero y se extienden hacia las puertas. La consola central no irradia lujo, no ofrece una calidad acorde con lo que es el Nissan Murano, una joya de la marca japonesa, hubo un ahorro y conceptualización mezquina en el diseño de esta sección, recordando que anteriormente el modelo irradiaba más exclusividad.

La versión probada (Exclusive) incorpora un techo panorámico, el cual abre su sección delantera y al cerrarse desliza una cubierta que replica la tela dispuesta en el techo. Lo que es imperdonable es que no incorpore un freno de mano eléctrico y se ofrezca con el famoso pedal en la parte baja izquierda, el cual entrega un incómodo accionar, considerando que también se trata de un vehículo de uso familiar y que será conducido por mujeres y dueñas de casa de distintas edades.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-17

La palanca de cambios está bien situada, con 2 portavasos a la derecha, ofreciendo un cómodo accionar al descansar en el amplio apoyabrazos delantero, cuya apertura y acceso a su amplio interior se torna algo incómodo, ya que abre su tapa completamente hacia arriba y hacia atrás, a diferencia de otros modelos que abren la tapa por la mitad y hacia los lados. Incorpora una doble ranura para que los pasajeros que van en las plazas traseras puedan dejar teléfonos, así como también salida de aire y enchufe USB para los mismos. Hay un pequeño espacio cubierto por una tapa, tras la palanca de cambios y apoyavasos, la que se abre al pulsar un botón, donde también se percibe un plástico y funcionamiento de baja calidad.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-10

Los asientos traseros también son cómodos y tienen la particularidad de ser declinables al tirar un pequeño trozo de tela ubicada a los costados. Hay un buen espacio para piernas y pueden viajar cómodamente tres personas. El espacio de carga también es generoso con sus 909 lts. de capacidad.

Novedoso resulta el espejo retrovisor, el cual incorpora una pantalla a su izquierda desplegando la navegación por GPS. Puede apagarse y el espejo funciona como uno normal, ni la menor pista de que despliegue una pantalla. También, los espejos laterales son de generosas dimensiones, por lo que entregan una buena visibilidad, además de incorporar alerta de punto muerto.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-25

El sistema de sonido de esta versión se jacta de ser Bose, como acusan las inscripciones de los tweeters instalados en los pilares del parabrisas. Sin embargo, la calidad del sonido no es de las más óptimas, saturándose y no entregando una acústica limpia, a diferencia de otros exponentes del segmento, los que ofrecen un sistema de sonido considerablemente mejor, sin hacer alarde ni relacionarse con marcas de audio consideradas líderes en la industria.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-13

Podemos decir que el nuevo Nissan Murano es ágil, deportivo, espacioso y entrega una cómoda y reactiva sensación de manejo. Se extraña algo de actualización en el motor, principalmente con el fin de ahorrar combustible, pero nada que decir del V6, se comporta muy bien y es un agrado sentir como empuja con soltura el vehículo. Su interior tiene toques exclusivos del modelo como el cuadro de instrumentos, sin embargo el empleo de materiales de baja calidad en su consola central es un punto que atenta contra todo el resto del concepto premium del vehículo. También, se hubiese agradecido un volante más distintivo.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-16

Así todo, aprobamos el nuevo Nissan Murano y vemos que su tercera generación merece la placa ubicada en el portalón trasero, un trabajo de diseño bien acabado que sigue fielmente la figura vista en el modelo experimental Resonance, un exponente digno de considerar al momento de elegir entre las opciones de SUVs medianos presents en el mercado.

autolujo-cl-prueba-nissan-murano-2016-nota-06

Ficha Tecnica Nuevo Murano by Claudio Retamal on Scribd

Invalid Displayed Gallery

Abrir chat
Powered by