Artura, el Nuevo Superdeportivo Híbrido de McLaren


Tal como lo hizo en 2013 con el estreno del McLaren P1, el fabricante de Woking, Inglaterra refuerza la dirección hacia la que se encamina el segmento de los superdeportivos y de la industria automotriz en general con su nueva creación, el McLaren Artura, combinando nuevamente la propulsión a combustión con la asistencia eléctrica, la denominada hibridización.

McLaren hace incapié en que el Artura es el primer superauto híbrido de alta performance que se producirá en serie, marcando así la diferencia con el P1 lanzado en 2013 y su acotada producción de solo 375 unidades.

Su precio es de 185.500 libras esterlinas (entre $184 y $185 millones al cambio de hoy) para el mercado británico, con las primeras entregas programadas para el tercer trimestre del presente 2021. Se podrá elegir entre 3 variantes estéticas, con la Performance dotada de elementos apuntados a la funcionalidad deportiva, la TechLux enfocada en elementos técnicos con detalles lujosos, además de una vanguardista y aventurera denominada Vision.

El nuevo exponente británico cuenta con un motor biturbo de 6 cilindros en V de 3.0 lts. que alcanza los 577 hp de potencia y 585 Nm de torque. Lo asiste un propulsor magnetizado que aporta otros 93 hp y 225 Nm de par motor. ¿El resultado? Una potencia combinada de 671 hp y 720 Nm para traccionar las ruedas traseras e impulsar a un McLaren Artura que destaca un bajo peso en seco de sólo 1.395 kgs. y de 1498 kgs. con todos los fluidos y su estanque de 72 lts. lleno al 90% (62.8 lts.).

La hibridización supone una desventaja por el aumento de peso frente a superautos movidos sólo por el motor a combustión, debido a la incorporación del pack de baterías y la motorización eléctrica.

Sin embargo, el peso del McLaren Artura es equivalente al de un superdeportivo no híbrido gracias a su motor a combustión de sólo 160 kgs., una disminución de 50 kgs. respecto al bloque V8 utilizado por la marca en otros modelos, además de los bajos 130 kgs. que suman las baterías (88 kgs.) y el motor eléctrico (15.4 kgs.).

Las reducidas dimensiones del motor y la disposición de los cilindros en V en 120º han permitido una mejor convivencia y más espacio para integrar el propulsor eléctrico, junto a la entrega de un centro de gravedad más bajo, respectivamente.

Puede circular en modalidad 100% eléctrica por 30 kms., con baterías que, además de cargarse cuando el auto está en movimiento, también pueden ser alimentadas al conectarse a una red eléctrica por medio de un enchufe, demorando 2.5 hrs. en cargar el 80% de su capacidad conectado a una red domiciliaria con un cable esve, por lo que hablamos de un híbrido enchufable o plug-in Hybrid (PHEV).

Entre las ventajas asociadas a la asistencia eléctrica están una mejor respuesta del acelerador, es decir, funciona como antídoto contra la desagradable sensación de retardo en la orden entregada al motor mediante el pedal, disminuyendo el famoso turbo lag.

Traducido a performance, el nuevo McLaren Artura logra el 0 a 100 km/h en 3.0 seg., un 0 a 200 km/h en 8,3 seg. y un 0 a 300 km/h en 21,5 seg. La velocidad final ha sido limitada a 330 km/h.

Su rendimiento es el mejor que que ha logrado un McLaren, declarando 21 km/lt y bajas emisiones de CO2 que alcanzan los 129 g/km, aunque la compañía aclara que se trata de datos que deben ser validados.

CAJA DE CAMBIOS SIN REVERSA

Cuenta con una nueva transmisión automática de bajo peso asociado al primer diferencial electrónico en un McLaren. Son 8 velocidades sin lugar para una reversa, ya que es el motor eléctrico el encargado de desplazar el auto hacia atrás al girar en sentido contrario.

NUEVA ARQUITECTURA

La nueva plataforma asociada a híbridos de bajo peso reconocida por las siglas MCLA (McLaren Carbon Lightweight Architecture) debuta en el Artura como otro de los elementos que forman parte del programa de reducción de peso, a lo que se suma el comentado bajo peso de sus propulsores, e incluso la reducción en un 10% del peso del cableado que forma parte del sistema eléctrico.

ES UN MCLAREN

Cuesta diferenciar los actuales modelo de McLaren.

La propuesta estética del nuevo Artura no presenta grandes modificaciones visuales respecto al lineup que hoy ofrecen los británicos. Muestra el conocido frontal afilado tipo cuña característico de la marca, con una línea de capó ascendente y grupos ópticos fondeados como los del McLaren Senna, una evolución de aquellos introducidos en el McLaren P1 de 2013 que debutó como declaratoria de un nuevo giro visual de la inglesa después del 12C.

McLaren inserta al Artura dentro de su segmento de supercars, compartiendo con los 720S, 720 Spider y 765 LT.ñ Estos últimos comparten unos faros delanteros con un enmarcado más amplio y dividido por una clara línea luminosa que actúa como luz de conducción diurna, aunque también se posicionan retrasados y fondeados.

Atrás, hay una nueva propuesta que sugiere un alineamiento con la retaguardia del McLaren GT, una vista que se proyecta limpia y minimalista, mostrando un interesante dibujo y curvas en la sección trasera de los paneles laterales de la carrocería, delineadas luces, respingado difusor de aire sobre el cual se deja entrever algo de la mecánica, una parrilla o rejilla trasera, todo coronado por unas sugerentes salidas de escapes posicionadas entre los grupo ópticos y que recuerdan aquellas estrenadas en el 675LT.

La vista lateral se ve muy limpia y proporcionada, resaltando las sinuosas líneas en las puertas diseñadas para dirigir el flujo de aire hacia las amplias entradas de aire situadas tras ellas, además de unas ventilaciones localizadas sobre los arcos de rueda delanteros.

Las llantas son otra de las contribuciones a la armonía de su perfil, con las traseras de 20″ y neumáticos de 295/35, junto a unos aros delanteros de 19″ forrados en gomas de 235/35. Pirelli es la encargada de la adherencia del McLaren Artura al asfalto.

Al mirarlo desde arriba en un ángulo cenital destacan unos nuevos arcos laterales tras la zona vidreada que dejan un espacio para permitir el flujo de aire, junto a un panel plano de una sola pieza como tapa trasera y la mencionada rejilla en negro que cubre el motor a combustión posicionado en el área posterior.

INTERIOR

Una vista rápida muestra un habitáculo sin grandes novedades ni pretenciones, aunque un análisis más minucioso revela una nueva disposición ergonómica que permite mantener las manos en el volante y a la vez interactuar con un nuevo selector ubicado en la sección derecha del marco del cuadro de instrumentos con solo estirar los dedos. Los comandos de la caja de cambios continúan en la consola central.

Otro selector sobre la parte superior izquierda del cuadro de instrumentos permite elegir entre los 4 modos de conducción, con el Comfort para maximizar la eficiencia y rendimiento, incluso apagando el motor a combustión bajo los 40 km/h, mientras que por el lado opuesto aparecen las opciones Sport y Track para una mejor respuesta y aceleración, una condición que los ingleses identifican con el nombre de “torque infill”.

El E-Mode transforma al nuevo McLaren Artura en un auto 100% eléctrico con el mencionado rango de desplazamiento de 30 kms. y una velocidad máxima de 130 km/h.

Se puede setear la rigidez de la suspensión y el grado de injerencia del control de tracción de forma independiente para adaptarse a las condiciones climáticas y sinuosidades en el camino.

Cuenta con nuevos asientos y está la opción de integrar otros denominados Comfort. Inserta un nuevo sistema de infoentretenimiento utilizando dos pantallas de alta definición, la central y el cuadro de instrumentos.

Estamos claro que en gusto no hay nada escrito, aunque consideramos que toda la propuesta minimalista y purista de su exterior e interior se ve algo contaminada por la amplia pantalla central, extrañándose esos display algo empotrados en una consola central ascendente de antaño que proyectaban un interior más elegante y enfocado en la conducción. Es sólo cosa de imaginarse el interior sin esa especie de iPad flotante para visualizar un ambiente más asociado a un auto de carreras, ni hablar de las pantallas desplegadas en el Koenigsegg Gemera.

Una pantalla central que flota y no se muestra ecualizada respecto al resto del habitáculo, que entre sus llamativos detalles está la iluminación de las líneas arquedas en el centro de unas puertas cuya apertura es del tipo tijeras hacia arriba.

FICHA TÉCNICA
MCLAREN ARTURA

MOTOR

M630 V6 de 2.993 cc. biturbo asistido por un propulsor eléctrico.

POTENCIA

671 hp (577 hp del motor a combustión + 94 hp del propulsor eléctrico).

TORQUE

720 Nm (585 Nm provenientes del V6 + 225 Nm del motor eléctrico)

AUTONOMÍA MODALIDAD 100% ELÉCTRICA

30 kms.

DIMENSIONES

Largo – 4.539 mm
Ancho – 1.976 mm (2.080 mm consireando espejos)
Alto – 1.193 mm
Distancia Entre Ejes – 2.640 mm

DIRECCIÓN

Electrohidráulica.

SUSPENSIÓN

Delantera independiente.

Trasera independiente, fue rediseñada para aumentar rigidez.

FRENOS

Disco de carbón cerámico
Delanteros – 390 mm con calipers de aluminio de 6 pistones
Traseros – 380 mm con calipers de aluminio de 4 pistones.

DISTANCIA DE FRENADO

200 km/h a 0 km/h – 38.4 mts.
100 km/h a 0 km/h – 9.4 mts.

GALERÍA DE IMÁGENES
MCLAREN ARTURA

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>