Blog

Latest Industry News

LANZAMIENTO: El Bestial Camaro ZL1 Inicia Su Venta en Chile

La lluvia que se apoderó de Santiago, y del circuito de Las Vizcachas, el pasado miércoles no fue impedimento para la prueba de manejo convocada por General Motors Chile a dos unidades del esperado Camaro ZL1, el más poderoso exponente del integrante del segmento de “muscles cars” jamás construidos, con sus 580 hp de potencia y 754 Nm de torque salidos de su V8 de 6.2 lts. sobrecargado proveniente de la versión SS, furia que promete una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 seg con caja automática y de 4,0 seg. con la manual, además de una velocidad final de casi 300 km/h (296 km/). El sonido emitido por la dos unidades de la famosa leyenda americana dispuestas en el conocido circuito de carreras y pruebas simplemente nos dejó anodadados, envolviendo el entorno con esa poderosa sensación acústica, funcionando como carta de presentación de que estaríamos al volante de un auto poco común.

La venta del Camaro ZL1 en Chile empleará el mismo sistema con el cual se trajeron las primeras unidades del modelo de la presente versión en 2009, es decir, a través de pedidos online en el formulario disponible aquí, solicitud que tendrá respuesta dentro de las 48 horas, según informaron en General Motors Chile. Una vez aprobado el pedido, el Zl1 demora entre 4 a 5 meses en llegar a las manos de sus ansiosos y futuros dueños. Su precio es de $35 millones y las proyecciónes de venta son de 40 unidades para el 2013.

Y lo volvemos a repetir, simplemente el sonido del Camaro ZL1 nos dejó impresionados, recordando el rugir de aquellos motores de muscle cars de fines de los ´70, teniendo en cuenta que es un remake del modelo homónimo lanzado en 1969, nombre que toma del código de producción, y del cual se construyeron sólo 69 unidades, además de traer a la memoria, a título personal, el sonido de otro grande de fines de los 70 que marcó la niñez, como fue el Ford Maverick.

Las dos unidades presentadas en la prueba, ambas con la caja automática de 6 velocidades, incluyeron una completamente en negro y con unas llantas plateadas que no se comercializan, ya que es una unidad prototipo, mientras que el otro se trató del conocido modelo gris, con la gran salida de aire sobre el capó en negro al igual que sus llantas de 20″, estas últimas, exclusivas para el modelo y que integran el logo ZL1. La versión mecánica de 6 velocidades no estuvo presente, aunque está disponible a pedido y debiera ser altamente demandada teniendo presente el perfil de los compradores de estos autos.

Este modelo especial de Camaro tiene algunos detalles que lo diferencian de las otras dos versiones V6 y V8, como el spoiler trasero de mayor envergadura, la sobresaliente y mencionada salida de aire del capó, cuya función es impedir el fenómeno de elevación al darle salida el aire que entra por su frontal. También ofrece un volante de base plana para una mayor comodidad de ingreso al vehículo.

Su interior también tiene comodidades a destacar, partiendo por las butacas con microfibra de gamuza exclusivas que integran el logo ZL1, junto a la pantalla táctil y bluetooth, mientras que el sistema de sonido está conformado por 9 parlantes con salida de hasta 245 Watts. También destacan sus costuras en rojo, pedales metálicos y sunroof.

LA PRUEBA

La lluvia, a momentos se torno torrencial, pero al iniciarse la prueba, consistente en dos vueltas al circuito de Las Vizcachas, se mantuvo en algo más que una ligera llovizna. Así, tras el aviso de que era nuestro turno, y al llegar la unidad en negro, nos aprestamos a “ponernos” el Camaro ZL1. Este deportivo es relativamente bajo, y para alguien de estatura superior a la promedio, notará que la cabeza por poco roza el techo, por lo cual hay que ajustar al mínimo de altura la altura del asiento, incluso reclinarlo un poco para no tocar la parte superior.

Lo primero que capta nuestra atención es el “head up display”, el conocido sistema de información de velocidad y datos del vehículo, como las fuerzas G del momento, el cual se despliega, casi por arte de magia, en el parabrisas con un tenue y agradable color azul-cyan al más puro estilo de los aviones cazas de combate, resultando muy cómodo para la prueba, ya que es precisamente en circuito, y en un auto de estas características, donde uno no quiere sacar la vista del camino.

El Camaro ZL1 dispone del llamado PTM o Performance Traction Management, asistente electrónico que ofrece 5 posiciones que regulan, tanto el control de tracción, como la adaptación de su único sistema de suspensión magnética heredada del Corvette, la cual realiza revisiones de 1.000 veces por segundo, para mantener el auto estable según las condiciones, así como también supervisa el control de tracción, launch control o control de salida y el Active Handling para estabilidad y desempeño en pistas de carrera. En este caso, se selecciono la llamada “wet” o húmedo en inglés para que la inteligencia artificial del vehículo asistiera durante la prueba.

Como se pueden imaginar, este es un auto violento, por lo que por ningún motivo debe subestimarse y es preferible adoptar una actitud recatada e ir conociéndolo paulatinamente, sin ni siquiera tener la intención de conocer sus límites, a menos que se disponga de experiencia suficiente al volante o se tenga un curso profesional de manejo para tal efecto. Hay que considerar que, pese a posee un motor de grandes capacidades, éste debe desplazar una masa con un peso no despreciable de 1869 kgs. con una distribución de 52.4% adelante y 47.6% atrás.

En las primeras curvas a velocidades razonables se siente que es un auto que dobla muy bien y que sigue la línea impuesta sin ninguna dificultad ni intentos de revelarse, claro que siempre cuidando que la presión del acelerador sea aquella que no provoque una reacción temperamental en él.

Al terminar la última curva a la izquierda del circuito se asoma la esperada recta en la cual, tras la orden del instructor profesional que nos acompaña como copiloto, damos rienda suelta a las ansias de acelerar a fondo esta sensacional máquina, recordando que se encuentra con las respectivas asistencias electrónicas. Chevrolet señala que el Camaro ZL1, en su versión automática, logra los 100 km/h en 3,9 seg. , mientras que la mecánica lo hace en 4,0 seg. La velocidad final reportada es de 296 km/h.

Aunque esperábamos una sensación de empuje más potente, teniendo en cuenta las cifras mencionadas, igual es apreciable la fuerza con que la tracción trasera de este superdotado Camaro nos presiona contra el asiento, teniendo en cuenta nuevamente que estamos bajo la asistencia de electrónica para mantener la estructura en línea. Así, llegando al final de la recta, y tras el aviso visual de conos dispuestos al lado derecho de la pista que avisan que debemos presionar el freno, pisamos el pedal medio donde inmediatamente se percibe la acción de los frenos de la famosa marca italiana Brembo, de 6 y 4 pistones para los ejes delanteros y traseros, respectivamente, que declaran un frenado de 96 km/h a 0 km/h en 38 mts.

Es interesante mencionar lo que ha significado, en total, las ventas del modelo Camaro en todas sus versiones en Chile. Tras el inicio de su comercialización en agosto de 2009, año en que se entregaron 24 unidades, llega un 2010 que escapó a todo pronóstico, totalizando 400 unidades vendidas y logrando un 38% de participación de mercado, frente a sus competidores directos de la misma procedencia, es decir, el Ford Mustang y el Dodge Challenger. Este 2012, GM Chile reporta un total de 140 unidades comercializadas, conformando un 43% del total del segmento compartido con los otros dos modelos mencionados.

Abrir chat
Powered by