Blog

Latest Industry News

La Supremacía Off-Road de Land Rover


Land Rover tendrá prontamente cambios en su oferta de modelos. El actual line-up de la firma inglesa incluye el incomparable Defender, un ícono todoterreno, Freelander 2, Discovery 4 y el majestuoso Range Rover, todos en sus distintas versiones. Ditec Automóviles, representantes de la marca en Chile, tienen un objetivo claro: dar a conocer que sus vehículos, aparte de la comodidad y performance que pueden mostrar en ciudad y carretera, mantienen ese ADN que los vio nacer y que los asocia con lugares inhóspitos como telón de fondo, participando como herramienta primordial en Safaris y expediciones como la clásica Camel Trophy. En una invitación extendida a la prensa automotriz, actividad que también realiza junto a sus clientes, Ditec quiso demostrar las prestaciones de sus modelos en un circuito trazado en los cerros de Chicureo, donde comprobamos que Land Rover continúa siendo sinónimo de jerarquía off-road.

Un instructor profesional da las indicaciones necesarias para exprimir al máximo las potencialidades de los Land Rover y del clásico “Range” con el fin de enseñar a usar la serie de sistema que integran estos 4X4, los cuales prestan asistencias electrónicas para que el recorrido por complicados terrenos y pendientes parezca más un juego de niños y no una complicada experiencia, con un control absoluto y preciso de los vehículos e incrementando considerablemente la seguridad.

Al volante de un Discovery 4 diesel, escuchamos la explicación de cómo opera el Terrain Response, la perilla ubicada frente a la palanca de la caja de cambios, con la cual debemos seleccionar el tipo de terreno que estamos pisando. El instructor explica que los tiempos han cambiando ya que “las cajas automáticas no funcionan como hoy y los autos generalmente eran mecánicos, al igual que la tracción Hi y Low, donde había que hacer el bloqueo de diferencial manualmente. La verdad, todo lo que tenía que ver con todoterrenos era bien místico, había que saber mucho”.

Hoy con las cinco opciones de suelo que ofrece el Terrain Response, lo único que tiene que hacer el usuario es seleccionar con la perilla el tipo de terreno en el que se encuentra ya sea nieve, barro, arena, piedras u otro. Realizada la elección, el vehículo inmediatamente busca toda la ayuda electrónica y varía la relación de cambios, funcionamiento del motor, suspensión y control de estabilidad.

Bajo la misma perilla, y al costado izquierdo, encontramos el selector de altura de la suspensión neumática, logrando una ganancia de distancia con respecto al suelo de 60 mm , lo que es muy apreciado en terreno y también puede ser manejado automáticamente. El control de descenso se puede accionar con el botón ubicado justo bajo el selector de terreno, o automáticamente con el Terrain Response y es una de las asistencias más poderosas del todoterreno. A la derecha de este está el selector Low y High de la tracción.

Un detalle interesante es el display ubicado entre el velocímetro y el tacómetro, es el gráfico que muestra la posición de las ruedas, lo que es muy útil cuando hay que maniobrar en terrenos resbaladisos como barro, ya que se pierde la noción de hacia dónde se está doblando.

Entre las pruebas, hubo que subir una pendiente de 40º, lo que fue sorteado sin ningún inconveniente. Al momento de bajarla, se pudo poner a prueba toda la capacidad del sistema de control de descenso, ya que en ningún momento fue necesario aplicar el freno. Todas las regulaciones necesarias para completar la bajada se realizaron electrónicamente.

Freelander 2
Este modelo, que también hizo de las suyas en los terrenos de Chicureo, tiene un look engañador. En una prueba de manejo en pavimento, desde el camino Pie Andino hacia Vitacura, mostró que es más de lo que aparenta. Nos llamó la atención su buen asentamiento en el camino. Mientras que por fuera no se ve un vehículo ancho, en su interior pudimos disfrutar de una agradable sensación en su plataforma y sólido comportamiento en curvas. Se siente un vehículo bajo y ancho, aunque igual dispone de amortiguadores hidráulicos para regular su altura.

Otro de los puntos destacables fue el tacto en su dirección. El Freelander 2 mostró una excelente lectura y comunicación con el camino, tomando las curvas muy fácilmente. Probamos la versión diesel TD 2.2 de cuatro cilindros que entrega un máximo de 150 hp a 4.000 rpm, mientras que su torque es de 420 Nm a bajas 1.750 rpm, lo cual pudimos comprobar en su rápida y liviana salida desde la inercia.

Para más especificaciones, ingresar en el sitio oficial del modelo de Land Rover en Chile.

Entra Evoque – Sale Defender

Para el mes de septiembre se esperan las dos primeras unidades de prueba del Evoque que llegarán a Chile, el nuevo modelo que tiene el honor de llevar la inscripción Range Rover. Estará disponible en versión deportiva coupé y de 5 puertas. Ha sido tal la demanda que el primer embarque, que llega en octubre, y una parte del segundo ya están vendidos, y según Land Rover Chile las reservas alcanzan a las 40 unidades, más de la mitad de las ventas estimadas para este año proyectadas en 70 unidades.

A Chile llegará con motor de 2.0 lts turbo y 2.2 diesel, con 240 hp y 190 hp, respectivamente en versión de 5 y 3 puertas deportiva, asociados a cajas automáticas y con tracción en las cuatro ruedas. El valor estará entre los US$59.900 y US$73.900, alrededor de $28.000.000 y $35.000.000.

Respecto al Defender, pareciera ser que tiene sus días contados, aunque para los civiles, ya que su producción continuaría como vehículo especial para fuerzas armadas. La presentación de un conceptual en Frankfurt correpondería a su sucesor que según fuentes ligadas a Land Rover, estaría basado en la plataforma del Discovery 4. Así, los actuales dueños del Defender podrían ver como sus todoterrenos se transforman en una leyenda viviente difícil de conseguir.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>