Blog

Latest Industry News

La Inevitable Comparacion: Nuevo Dodge Charger SRT Hellcat v/s BMW M5

La reciente presentación del Dodge Charger SRT Hellcat, el sedán estadounidense que se presenta como el más rápido del mundo, llega con la frente en alto a reclamar su puesto dentro de un segmento donde los europeos, y principalmente los alemanes, llevan la batuta, entre ellos, el BMW M5.

Partamos hablando del precio: aquí, el Dodge Charger SRT Hellcat se ve ampliamente beneficiado respecto a su competidor directo, el BMW M5, ya que el nuevo “héroe americano” se presenta con un precio base de US$60.000 (alrededor de $35 millones – Dólar: $577), valor que corresponde a un 33% menos de lo que hay que desenvolsar por el BMW M5, correspondientes a US$90.000 ( unos $52 millones – Dólar: $577).

Luego, hay que comparar sus motores y prestaciones técnicas: Ambos son V8, con 6.2 lts. y 4.4 lts. de desplazamiento para el Dodge y BMW, respectivamente. Mientras el Charger SRT Hellcat ofrece 707 hp de potencia y 880 Nm de torque, el BMW M5 logra una entrega de 560 hp y 680 Nm de empuje.

Ahora, ¿quién es más rápido?…como imaginan. El Dodge Charger SRT Hellcat logra el 0 a 60 mph (0 a 96 km/h) en increibles 3,7 seg, mientras que el mismo examen es completado por el BMW M5 en 4,1 seg.

Respecto a las velocidades finales, el alemán se ve afectado por la conocida norma que acompaña a los vehículos potentes de la firma bávara, correspondiente a su limitación a 250 km/h. El “americano” en tanto, reporta oficialmente una velocidad máxima de 328 km/h, desempeño que será muy complicado lograr en las carreteras de su país natal, donde no hay lugar donde corre ni esconderse, gracias a estrictas normas de vigilancia que pueden llegar al borde de la paranoia, no así el germano, el cual goza de la suerte de nacer en un país permisivo y de mentalidad evolucionada y postmoderna, la que permite el desahogo de su pueblo ofreciendo las famosas Autobahn y sus tramos sin restricción de velocidad.

Algo aún permanece en la incognita y es uno de los puntos más importantes: el “feeling” del Dodge Charger SRT Hellcat, su sensación de manejo y “riding”, eso que va asociado a ítems como el chasis y los reglajes de suspensión, duda que será despegada en los primeros reportes de sus pruebas de manejo, y que develarán si realmente el nuevo “sueño americano” tiene el honor y pedigree para competir de igual a igual frente a un referente de la industria de los sedanes deportivos como el BMW M5.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Abrir chat