Blog

Latest Industry News

GM Frenaria Venta de Saab a Chinos Para Cuidar Sus Intereses en Asia y el Mundo

Después de que el último capítulo de la historia de sobrevivencia de Saab quedara en que los fabricantes automotrices chinos Youngman y Pang Da, que en un principio aportaría con capital para impedir el hundimiento de los constructores de vehículos suecos, finalmente decidieran comprar la totalidad de Saab por un monto de tan sólo US$140 millones, se estaba a la espera de distintas autorizaciones, entre ellas aquella que se relaciona con las famosas autoridades chinas.

Sin embargo, nadie se esperaba que entrara un nuevo actor a esta teleserie, representado por General Motors, quienes ven en esta venta un peligro inminente a sus fichas puestas en Asia, principalmente por la colaboración que mantienen con SAIC, el mayor fabricante de autos chinos, la cual se podría ver dañada a través de la compra de Saab por las dos empresas chinas, ya que el acuerdo incorporaría la adjudicación de una serie de licencias que Saab tomó de GM.

La gigante de Detroit decidió desligarse de Saab a principios del año pasado, la cual fue comprada por el constructor de superdeportivos holandeses Spyker, para luego transformarse en el actual Swedish Automobile N.V.(Swan). Según explica el vocero de la gigante estadounidense, Jim Cain, “GM no será capaz de soportar un cambio en los dueños de Saab, ya que podría impactar negativamente los existentes contactos entre GM con China, así como también los intereses de GM en todo el mundo”.

Esto derivaría de la anterior pertenencia de Saab a GM, legado en tecnología y “know how” que está presente en los actuales modelos de los vehículos escandinavos, tecnología que sería traspasada a las compañías chinas interesadas en comprar Saab, lo que podría afectar el actual joint venture que GM mantiene con el conglomerado SAIC, el mayor fabricante de vehículos de China.

Según informa Reuters, GM aún tendría un control suficiente para aguar la venta, principalmente,por el número de acciones preferenciales que aún mantiene en Saab, además de ser uno de los mayores proveedores de partes para sus vehículos.

Si el negocio se llevara a cabo, sería la segunda vez que capitales chinos se adjudican una marca controlada anteriormente por EE.UU., tomando en cuenta lo sucedido con la marca de autos chinos Geely y su compra de Volvo a Ford en agosto del año pasado. En esta ocasión, se trata de Pang Da, quienes operan concesionarios automotrices en China, mientras que Youngman produce vehículos comerciales, incluido buses y camiones, además de la venta de autos bajo la marca Lotus.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Abrir chat