Ferrari Asombra con el 812 Competizione y su Variante Aperta con Nueva Dirección Independiente en las 4 Ruedas

Un nuevo cavallino rampante ha sido presentado en una transmisión online desarrollada en el famoso circuito de Fiorano de los oriundos de Maranello.

El Ferrari 812 Competizione y su variante targa sin techo, el Ferrari 812 Competizione A (de Aperta) llegan al mundo compartiendo el famoso motor V12 de 6.5 lts. derivado del 812 Superfast, decretando 818 hp (830 cv) de potencia a 9.250 rpm, 692 Nm de par motor peak a 7.000 rpm y un máximo de giro de 9.500 rpm que se ha logrado gracias a la optimización del sistema de admisión y combustión, además de una reducción de la fricción interna del motor.

Lo anterior significa un aumento de potencia de 30 hp (30 CV) y una disminución leve del torque respecto a los 717 Nm del 812 Superfast. Pese a que el par es inferior, Ferrari destaca un aumento en la sensación creciente del torque, y asegura una nueva sensación progresiva y sin límites en el poder y aceleración.

El gallardo fabricante de Italia menciona que su nueva creación tendrá una producción limitada: 999 unidades para la variante 812 Competizione y 599 unidades en la versión de techo abierto, el 812 Competizione A.

Nuevamente, y ya como algo común en este segmento, todas las unidades fueron vendidas a un precio de ¢499.000 para los coupés (cerca de $422 millones – Euro: $845) con entregas programadas para el primer trimestre de 2022, y €578.000 (poco más de $488 millones) por cada unidad Aperta que deberían llegar a sus propietarios el último trimestre del próximo año.

El foco en el desarrollo de esta versión aún más extrema del 812 Superfast estuvo en la innovación tecnológica de su motor, dinámica y aerodinámica, siendo fundamental la integración del nuevo sistema de dirección independiente en las 4 ruedas que mejora la agilidad y precisión en curvas.

El Ferrari 812 Competizione continúa con la transmisión de 7 velocidades de doble embrague F1 DCT, sin embargo se ha reducido el tiempo entre el paso de marchas en 5%, manteniendo los ratios. Los italianos afirman que hay una sensación más deportiva en la transición entre los cambios debido al incremento de 500 rpm en el límite de revoluciones.

El 0 a 100 km/h es de sólo 2.85 seg., mientras que el 0 a 200 km/h es de impresionantes 7,5 seg. Su velocidad máxima reportada es “superior a los 340 km/h”. Eso, para desplazar una masa de 1.487 kgs. en seco, con un reparto de pesos de 49% en el eje delantero y 51% en el posterior.

El siempre tradicional sonido asociado a los exponentes de Ferrari está asegurado, incluyendo la introducción de un nuevo filtro de partículas para cumplir con las regulación de emisiones, cuyo nuevo diseño impide que ahogue su alarido a revoluciones medias.

El trabajo en el tracto de admisión considera un segundo par de resonadores que entrega una frecuencia específica al sonido y a la armonía de la combustión asociada a los autos de la marca.

El Ferrari 812 Competizione es 38 kgs. más liviano que el 812 Superfast, con la optimización en el peso de elementos claves como el motor, tren de rodaje y carrocería, incluyendo el uso de fibra de carbono para la fabricación de sus parachoques delanteros y traseros, spoiler trasero, entradas de aire y cabina, además de las llantas opcionales fabricadas en el mismo material.

Entre los retoques técnicos está el uso de bielas de titanio, en reemplazo de las anteriores de acero, lo que ha permitido reducir su peso en un 40% manteniendo la misma resistencia.

Significativo resulta la mejora del sistema de distribución y culatas, los que han sido rediseñados y derivados de la tecnología presente en los Formula 1 de Ferrari.

Para reducir la fricción y pérdida en la mecánica, aparte del recubrimiento en carbono tipo diamante de los ejes de levas y en los pasadores al interior de los pistones, hay un nuevo sistema variable de presión de aceite que ajusta la entrega a lo largo de las revoluciones del motor, además del uso del uso de un nuevo aceite Shell 5W40 menos viscoso mejorando el flujo en un 30%.

Para ello, se ha modificado el estanque de aceite. Esta mejora ha permitido disminuir la cantidad de aceite a utilizar, permitiendo adicionar una rebaja de 1 kgs. en el peso total del vehículo.

La implementación de un nuevo sistema de dirección en las 4 ruedas traseras, destaca por estrenar el movimiento independiente de la dirección en cada una de las ruedas traseras, es decir, no necesariamente en sincronía y en paralelo, para una entrega mejorada en la performance y rápida respuesta.

Con este nuevo sistema, Ferrari anuncia una mejoría en la respuesta de la direccionalidad de las ruedas delanteras, manteniendo la sensación de agarre del eje trasero y permitiendo mayor eficiencia en la respuesta dinámica lateral.

El sistema direccional de las ruedas traseras está directamente relacionado con la evolución del Side Slip Control (SSC) que se presenta en su versión 7.0 y combina el accionar del diferencial electrónico, control de tracción, control de suspensión magnética, control de presión de frenado cuando se conduce al límite en el modo de manejo Race y con las asistencias de control y estabilidad electrónicas desactivadas, además del Virtual Short Wheelbase 3.0 que integra la dirección eléctrica de las ruedas delanteras con el control electrónico de la dirección independiente en las ruedas traseras.

DISEÑO MEMORABLE

En lo estético, debutan elementos claves en su personalidad como la protagónica barra negra en fibra de carbono que atraviesa el capó, justo tras las ventilaciones y la nueva estructura de aluminio en la sección trasera de la variante coupé que reemplaza la luneta y que incluye aletas para empujar la carga aerodinámica al suelo (vortex generators o generadores de vórtices), además de permitir una continuidad entre el techo y el spoiler trasero, sin interrumpir el trazado de la línea central que atraviesa la unidad en toda su longitud.

Los vortex fueron introducidos por primera vez en la marca en la parte baja del LaFerrari estrenado en 2013. En el Ferrari 812 Competizione son responsables de un 10% adicional de carga aerodinámica respecto al 812 Superfast.

Las ventilaciones de triples línea tras las ruedas posteriores, en los costados del parachoques trasero son otro detalle determinante de la personalidad de este nuevo modelo y un guiño al F12 tdf. También contribuyen a la carga aerodinámica trasera, al tragar el aire de la estela que genera el automóvil desviándolo hacia arriba, en vez de dirigirse hacia el centro del vehículo.

Ferrari dice que que el 812 Competizione se ve más compacto que el 812 Superfast por el efecto visual que transmiten los elementos detallados anteriormente. Lo cierto es que mide 4.696 mm de largo, 1.971 mm de ancho, sólo 1.276 mm de alto, estableciendo una distancia entre ejes de 2.720 mm.

El eje delantero anota 1.672 mm de envergadura y el trasero 1.645 mm.

El spoiler trasero luce más imponente: es más alto y ancho, aportando a un look más imponente en su vista trasera, además de ese delicioso y respingado perfil que proyecta cuando se le mira de costado.

Los agresivos ductos de aire de su difusor trasero es otro de los acentos que contribuyen a la fuerte personalidad de esta nueva obra de arte creada por Ferrari.

Hay nuevas salidas de escape que ahora pasan de las clásicas cuádruples redondeadas a dos rectangulares ubicadas en cada extremo. Esto también a permitido la introducción de un difusor de aire más extenso y a la implementación del sistema presente desde 2010 en la Formula 1 relacionado con la interacción dinámica entre los gases calientes que salen de los escapes y el aire helado en los extremos del difusor, agregando más carga aerodinámica, que en total es 25% superior en comparación al 812 Superfast.

Las llantas en aluminio forjado con anclajes en magnesio se muestran sobrias y podría decirse que de un diseño algo clásico, nada de alegorismo. Son de 20″ en sus 4 ruedas, y montan neumáticos desarrollados específicamente para el modelo, los Michelin Cup2R con medidas de 315/35 para las ruedas del eje tractor trasero y de 275/35 para las delanteras, aunque en la variante coupé se aprecian unos Pirelli P Zero acertadamente por la inscripción de la marca y modelo de esos neumáticos, además de estar contorneados por unas línea, todo en amarillo para combinar con la banda central que atraviesa la carrocería en su parte superior.

En la versión descapotada Targa identificada con la adición de una A, en alusión a la nomenclatura Aperta, llama la atención la línea descendente de las ventanas laterales y su conexión con un inclinado parabrisas, con unos pilares A que pasan desapercibidos estableciendo continuidad en toda una línea. Pareciera que toda el área acristalada se tratara de una pieza única.

A diferencia de la variante coupé, el Ferrari 812 Competizione A integra unos arcos cuadrados independientes por sobre los asientos que seguro cumplen la función de barra antivuelco, además de un túnel tras ellas que redirigen y bajan un flujo aerodinámico que previamente ha sido desviado hacia arriba por el parabrisas con el fin de que no incomode en el habitáculo.

Así, la función de los vortex no incluidos en la versión Targa o sin techo ha sido reemplazada por ese túnel aerodinámico tras los arcos ubicados sobre los asientos, con el fin de lograr una carga aerodinámica cercana al nivel de la variante coupé. Además, reduce el arrastre aerodinámico asociado a los modelos Targa, aumentado la velocidad del flujo de aire que baja hacia la sección trasera.

El parabrisas cuenta con un flap integrado en su parte superior para desviar el flujo de aire para que no moleste en el interior de la cabina extendiendo la burbuja que protege toda la cabina, además de disminuir la presión excesiva que puede molestar en la parte trasera de la cabeza de los ocupantes.

El techo del Ferrari 812 Competizione A se remueve a mano. Se trata de una placa en fibra de carbono que puede ser guardada al interior del vehículo, para tenerla siempre a mano cuando las condiciones climáticos o estado de ánimo así lo ameriten.

Esta variante descapotada irradia un centro de gravedad más bajo, principalmente por la ausencia del techo, además de los mencionados arcos cuadrados que se posicionan más bajos que el modelo coupé.

INTERIOR

Sigue el concepto del Ferrari 812 Superfast, continuando con el diseño identificado como “diapasón” y manteniendo la analogía únicamente en su tacómetro dispuesto al centro, acompañado de dos pantallas digitales a cada lado, además de aquella dispuesta frente al copiloto.

Comentario aparte es la certera concepción de los diseñadores de Ferrari de no integrar sendas pantallas centrales como se ve en deportivos de marcas de lujo más generalistas, e incluso en superautos como exponentes de McLaren, sin dejar de mencionar la extraña decisión de Koenigsegg de implementar una serie de amplias pantallas similares a TVs en su nuevo Gemera, que a nuestro gusto, rompen con toda la línea y satura la ambientación.

Aquí, si bien no se le hace el quite a la digitalización, hay uso de displays sobrios que pareciera querer mantener esa experiencia de conducción análoga de antaño, y de paso dejar descansar la vista de tanta parafernalia de pixeles, partiendo por la ya casi inevitable exposición a celulares. Un espacio para descansar la vista y disfrutar de la conducción. Quienes busquen esa challa visual pueden ir por el Ferrari Roma.

PERFORMANCE EXTREMA

Los italianos aseguran que el nuevo Ferrari 812 Competizione es más rápido en curvas y con una mejor respuesta de frenado. En este último punto, se hace referencia al empleo de un nuevo sistema de frenos estrenado en el SF90 Stradale que incorpora el caliper “Aero” que considera una toma de aire en su fundición.

Los discos de freno son de 398 mm de diámetro adelante y de 360 mm en el eje posterior.

Hay una nueva canalización del flujo de aire que entra por las entradas laterales en fibra de carbono dispuestas en la parte baja delantera, e incluso una modificación en la suspensión, lo que ha permitido bajar significativamente la temperatura del líquido de frenos hasta los 30ºC, con el fin de asegurar frenado consistente y una contundente sensación en el pedal hasta en usos prolongados en pista.

AERODINÁMICA

Disipar el calor extra generado por un mayor desempeño del V12 fue un objetivo determinante en la nueva aerodinámica del Ferrari 812 Competizione. Ahí radica la novedosa estética de su capó que aparece segmentado a la mitad por una banda negra que lo atraviesa de lado a lado y por donde fluye el aire caliente que sale de las ventilaciones del capó.

Ferrari despeja las dudas en cuanto a que el aire caliente que sale del capó pudiera incomodar a los pasajeros de la variante Aperta, cuando ésta rueda sin techo. Explican que el flujo de aire ha sido canalizado hacia los costados para que no impacte directamente en la cabina.

En resumen, se mejoró en un 10% el enfriado de fluidos del motor respecto al 812 Superfast.

Las anteriores doble entradas de aire frontales del 812 Superfast se transformaron en un ducto único en este nuevo modelo, mejorando la refrigeración y la admisión de aire al motor para un desempeño más alto.

Un detalle del uso de aerodinámica activa es la apertura que se abre en el spoiler delantero cuando el superdeportivo supera los 250 km/h, permitiéndole alcanzar su velocidad máxima.

GALERÍA DE IMÁGENES
FERRARI 812 COMPETIZIONE

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>