El Próximo Gran Turismo, la Última Esperanza en Maserati

Los avistamientos de prototipos de prueba del famoso Maserati Gran Turismo, para muchos el único exponente que mantiene el ADN de nobleza de la firma del tridente tras actualizaciones poco afortunadas como la del clásico antecesor del actual sedán Quattroporte, además de la aparición de la nueva berlina de entrada Ghibli y su primer SUV Levante, elevan las expectativas y fe en que el adorado coupé italiano mantendrá las características de alta estirpe acorde a su pertenencia al superlujo, ese que la marca proyectaba con más fuerza antes de la era Marchionne.

La última actualización del Maserati Gran Turismo ocurre en 2018, y según un anuncio oficial de los oriundos de Modena, su 2º generación se presentaría este año, aunque al parecer podría ocurrir en 2022.

Las imágenes que anteceden este párrafo corresponden a una especulación digital de cómo podría verse el próximo Maserati Gran Turismo, basadas de los mencionados vehículos de prueba publicados oficialmente por la marca y fotos espías en pruebas, siempre con su respectivo camuflaje.

Los prototipos divisados develan una continuación de sus famosas proporciones, con ciertos rasgos heredados del MC20, el último superdeportivo estrenado por Maserati en 2020 que marca un drástico golpe de timón y el salto a una nueva era en la italiana, tanto en lo estético como en lo técnico, al introducir un nuevo concepto de diseño, y quizás lo más importante, trascender desde una propulsión con motores Ferrari al empleo del nuevo motor V6 biturbo desarrollado íntegramente por Maserati, bautizado como Netunno.

Dejando las apuestas y pronósticos, los camuflados prototipos de prueba del próximo Maserati Gran Turismo dejan entrever que hay nuevos grupos ópticos delanteros similares al MC20, mientras que los traseros se ven más delgados con tecnología LED.

Se mantendría la amplia mascarilla ovalada y el capó devela un nuevo moldeado, con nervaduras más pronunciadas en sus extremas, y en su retaguardia, se ha podido ver un spoiler en fibra de carbono, un pronunciado difusor de aire en su parte baja y la clásica cuádruple salida de escapes.

Los próximos Maserati Gran Turismo, y su variante descapotada GranCabrio llegarán en versiones a combustión y 100% eléctrico. Todo indica que el nuevo propulsor Netunno sería el encargado de animar la variante a combustión.

¿QUÉ PASÓ CON MASERATI?

El alma de la famosa firma italiana de Modena ha sufrido un giro no menor en los últimos años, tras una transición estética ocurrida bajo el mando de Sergio Marchionne (q.e.p.d.), que se evidencias en la evolución de emblemáticos como el gran sedán Quattroporte, calificado en su momento como uno de las berlinas más hermosas del mundo.


La introducción del nuevo sedán de entrada Ghibli, y el debut del Levante, el primer SUV de la marca, hicieron lo propio al transar algo del pedigree de la marca del tridente por un guiño a las masas.


Un pacto con el diablo que privilegió la acelerada democratización comercial, transando cierta artesanía por la producción en serie, dejando atrás esos diseños de una verdadera Maserati que calificaríamos como barroco y renacentista, únicos en la fauna automotriz, trascendiendo a un concepto más común, digamos bajando del superlujo al lujo, es decir de lo realmente exclusivo a lo popular, recordando que la democratización del lujo transformó lo exclusivo de antaño a un acceso algo universal.


Qué decir del interior, los sesgos de una ambientación más tosca y la inclusión de elementos asociados a modelos a granel como botones selectores, diseño de volante y cuadro de instrumentos, abren las sospechas de una estrategia de austeridad reciclando desarrollo, al parecer con herencia y “expertise” de marcas como Dodge, otra de las firmas del conglomerado FCA (Fiat Chrysler Automobile) al cuál pertenecen la estadounidense y la italiana en cuestión, provocando una vibración escénica interior más cercana a la cabacanería gringa que a la nobleza y pulcritud que uno espera encontrar en un exponente del superlujo, más aún si proviene de Italia…más aún si se trata de un Maserati.


Esto último es un claro ejemplo del rol que jugó Marchionne, sindicado como una especie de milagroso gurú que en más de una ocasión fue llamado para rescatar del desastre financiero de firmas automotrices, entre ellas a Fiat y la propia Maserati…cueste lo que cueste.

Reiventarse para no morir. Transar exclusividad y obstinación en los detalles por la vida eterna. Decadencia resumida en un paralelo con las cirugías plásticas de un Hollywood perdido en los excesos y amor al dinero.

Entonces uno se cuestiona qué es más digno: mantener los valores y extinguirse para transformarse en leyenda o venderse al sistema, morir con honor o darse vuelta la chaqueta para subsistir al capitalismo, pragmatismo o utopía, interés o romance.

Una apreciación que puede tener adherentes y detractores, lo que abre el debate, siempre en el marco del respeto…los oímos.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Abrir chat