Blog

Latest Industry News

El Porsche 911 GT3 y la Recuperacion de la Confianza del Consumidor

Estamos claros que el “Made in Germany” pesa. Y, por lo general, los producto asociados a los germanos, tienen esa cualidad inherente cercana a la perfección, más aún en la industria automotriz. Sin embargo, por estos días, Porsche no lo está pasando bien, precisamente por faltar al más importante principios de satisfacción en un cliente: que el producto no falle, y más importante aún, que su uso no represente un riesgo.

El reciente incendio de al menos 5 unidades de la nueva generación del Porsche 911 GT3, de un total de 785 que han sido entregadas a sus propietarios, desde su lanzamiento mundial en marzo del año pasado en el Salón de Ginebra, encendió las alarmas. La información también habla de pérdidas totales, aunque sin desgracias humanas que lamentar. Lo anterior, obligó a los fabricantes de Stuttgart a emitir una alerta roja, llamando a los actuales dueños de la versión más extrema del clásico deportivo alemán a dejar estacionados sus modelos por el riesgo de que se repita el mismo incidente.

Según declaraciones citadas en medios internacionales, en ambos siniestros hubo rotura de motor, con posterior filtración de aceite sobre el sistema de escapes, el cual funciona a alta temperatura, lo que habría gatillado los incendios. Porsche acaba de enviar una carta a cada uno de los 785 propietarios de la última generación del Porsche 911 GT3, anunciando que comenzará la producción de nuevos motores de reemplazo el 22 de abril, además de la extensión del certificado de garantía en un año.

La falla reportada del motor de la última generación del Porsche 911 GT3 no es un problema menor. Se trata de un llamado o “recall” de envergadura, un “transplante a corazón abierto” para solucionar un error que no se acostumbra a ver en marcas de autos de lujo como Porsche, específicamente en uno de sus modelos superdeportivo de más alto rendimiento. Como manera de consuelo, vale destacar que Porsche no es el único fabricante de alto nivel que se ha visto envuelto en una polémica de este tipo: hace un tiempo, Ferrari también tuvo un problema similar, mientras que BMW también tuvo que dar aviso a los propietarios del actual BMW M5 y M6 por un problema en la presión de aceite del motor que provocaría daños irreversibles en el propulsor.

El motor de la última generación del Porsche 911 GT3 es el clásico boxer de 6 cilindros y 3.8 lts., configurado con el fin de resistir una alta exigencia y presión, debido a que es la versión extrema de la serie de opciones disponibles del 911. Logra 475 hp y 438 Nm de torque, performance que es dirigido al eje trasero. Los 3,5 seg. que demora en alcanzar los 100 km/h y su velocidad máxima de 315 km/h dejan claro que hablamos de un “extremista” del más alto rendimiento.

Vale recordar que el motor destaca por su funcionamiento a altas revoluciones, según anuncia oficialmente Porsche, alcanzando hasta 9.000 rpm., lo que significó el “valor máximo para los vehículos de serie con permiso de circulación”

CUENTAN LOS AFECTADOS

Uno de los incendios del Porsche 911 GT3 ocurrió en Suiza (el de la foto del modelo en llamas más arriba) en febrero pasado. El auto fue declarado “pérdida total” y su dueño nada pudo hacer para salvarlo. Al momento de ir por la autopista, el conductor escuchó un extraño ruido proveniente del área del motor que, como en todos los 911, se ubica en la parte trasera, por lo que decidió salir de la autopista y detener el deportivo. Al observarlo, se percató que había una filtración de aceite y que había humo saliendo de la parte trasera. Al poco rato comenzó el incendio.

Otro caso fue el que ocurrió en la cercanías de Avellino, Italia en el mismo mes de febrero a una unidad del Porsche 911 GT3 con apenas 60 kms. Aquí, una baja en la presión de aceite acusada por el correspondiente medidor al interior de la cabina, fue seguida de un incendio inmediato que también consumió el vehículo por completo.

El problema suscitado en la nueva generación del Porsche 911 GT3 trajo los correspondientes coletazos a otro de los “extremistas” que está a la espera de salir al mercado: el Porsche 911 GT3 RS. Según dijo el propio CEO de Porsche, Matthias Müller, a la publicación alemana Auto Motor el lanzamiento de este modelo podría retrasarse, hasta no asegurarse de que el problema del motor esté correctamente solucionado.

Y si bien, los “humanos no somos perfectos”, la plana alta de Porsche debe estar escarbando profundo para conocer donde comenzó y quienes son los responsables de este escándalo que atenta directamente contra la imagen de marca, la que por años han construido los participantes de la firma asociada a autos deportivos alemanes.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>