Blog

Latest Industry News

Dodge Charger SRT Hellcat, Primeras Imagenes Oficiales del Sedan Mas Rapido del Mundo

Presentado como el sedán “más rápido y poderoso del mundo”, Dodge destapa las primeras imágenes oficiales del Charger SRT Hellcat, el nuevo amo de la carretera provisto de un amenazante V8 de 6.2 lts. supercargado que entrega monumentales 707 hp y 880 Nm de torque, números que dejan perplejo, y que pasan por la administración de una caja de cambios de 8 velocidades.

Se trata del segundo capítulo de la las nueva aventura de los oriundos de Detroit, la que comenzó con el Challenger SRT Hellcat, cuya configuración motriz es ahora copiada por su hermano mayor de 4 puertas para entregar cifras intimidantes. Comenzará su producción a principios de 2015.

El Dodge Charger SRT Hellcat, “el sedán más rápido del mundo”, reporta el siguiente desempeño, el que lo hace acreedor de su autoimpuesto título:

– 0 a 60 mph (0 a 86 km/h) en 3,7 seg.

– 0 a 100 mph (0 a 160 km/h) en menos de 13 seg.

– Velocidad Máxima: 328, 3 km/h

– Cuarto de Milla en 11 seg.

Estéticamente, el nuevo sedán estadounidense se muestra del todo atractivo, presentando sus primeras fotografías vestido de un blanco que resalta muy bien su cuidado diseño, creándose un muy buen contraste con los elementos presentados en negro.

La sola mirada a su frontal nos advierte que este sedán no está con juegos y es cosa seria. La entrada de aire central, junto a las dos salidas laterales en cada lado, son un detalle que condecora muy bien al Dodge Charger SRT Hellcat, mostrando un abultado capó fabricado en aluminio, aunque no se ve tan prolongado al no terminar en la trompa misma del auto, a la altura de la parrilla.

La mirada que entrega el modelo de Detroit es avasalladora y muy atractica. La proporcionalidad está muy bien lograda en su frontal, develando unas luces que integran unos LED de conducción diurna bien originales en su dibujo, junto a una parrilla y entradas de aire de rejilla tipo panal de abeja. El parachoques también se alinea al concepto, con una amplia entrada de aire en su parte baja, junto a dos pequeñas en cada lado. La sigla SRT (Street Racing technology) se ha dispuesto al costado derecho y confirma la veracidad de la primera impresión que entrega el modelo.

En su vista lateral, las llantas de aleación doradas de 20″ son protagonistas, dejando entrever el sistema de frenos Brembo, además de discos de grandes dimensiones. Montan neumáticos de la firma Pirelli y su modelo P Zero. Esta silueta se mantiene bien similar a la generación anterior, aunque en esta unidad especial destaca la protuberancia en el capó y los elementos aerodinámicos laterales, además de un generoso spoiler.

Su vista trasera es la conocida del modelo Charger, la que se ha “inchado” gracias a ciertos elementos como el spoiler sobre el portamaletas, el que muestra un cambio de línea y reduciendo su ancho hacie el centro, además de salidas de flujo de aire en los costados del parachoques, las que debería funcionar para poner orden en la aerodinámica, así como también para disipar el calor de los discos traseros. Las dobles salidas de escape van integradas al difusor de aire trasero, y son de un diámetro más grande que se ajusta a las proporciones del deportivo. Y el juego de luces traseros, una clásica e imponente configuración asociada al Charger.

La cabina entrega los detalles que corresponden a un exponente extremo como el Dodge Charger SRT Hellcat, contando con butacas calefaccionadas y ventiladas cubiertas de cuero Nappa y Alcantara, las que muestran bastante anchas, como gustan en el mercado de EE.UU., a diferencia de aquellas más refinadas y sinuosas que se aprecian en los vehículos europeos del mismo segmento.

El cuadro de instrumentos también se muestra preciso y con detalles bien deportivos, integrando una pantalla central en el que se despliegan una serie de indicadores asociados a la alta performance como cronómetro para vueltas en circuitos, fuerzas G, presión del supercargador, entre otros.

El manubrio es el nuevo y conocido que montan los modelos SRT de Dodge. Integra levas al volante para el paso manual de las marchas, además de una serie de comandos para mantener las manos en él. Lo que muestran las fotografías es que ha sido milimétricamente calculado para divisar de forma correcta el cuadro de instrumentos, aunque no logra integrarlo en su totalidad.

La consola central del Dodge Charger SRT Hellcat presenta una pantalla de 8,4″, siendo la interface para acceder al mundo multimedia a través de la misma pantalla touch o con los botones integrados en el manubrio, destacando el sistema de audio Harmon Kardon de 18 parlantes. Toda la sección que envuelve a esta pantalla y al cuadro de instrumentos muestra un entramado de fibra de carbono, aunque no se menciona información respecto a si se trata de una imitación o del material propiamente tal. Más abajo los comandos para operar el sistema de climatización, destacando que no hay incorporación de gran cantidad de botones y perillas que lo hagan ver sobrecargado.