Blog

Latest Industry News

PRUEBA DE MANEJO: CITROËN DS3, UN REFINADO Y COMPACTO DEPORTIVO FRANCES

prueba-citroen-ds3-2016-nota-16

Grata experiencia la de conducir el Citroën DS3, un modelo que hace su debut en el mercado en 2010. Como fiel exponente DS, irradia lujo y exclusividad, los que se combinan con una actitud decididamente deportiva, destacando la potencia de su motor (considerando una prueba al modelo DS3 THO 155 BVM6), pero en especial su torque, comportándose muy bien cuando se le exige, así como también cuando se le lleva a bajas revoluciones, en torno a las 2.000 rpm, entregando un cómodo desplazamiento, acompañado de un agradable “ronrroneo” asociado a vehículos de mayor cilindrada.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-02

El Citroën DS3 THP BVM6 tiene tracción delantera. Es propulsado por un reactivo motor 4 cilindros de 1.6 lts. turbo, montado transversalmente, con inyección directa y 16 válvulas. Logra 154 hp a 6.000 rpm, mientras que su torque es su mejor carta, elevándose hasta los 275 Nm a 4.500 rpm, lo que explica su versatil comportamiento en alta y bajas revoluciones. Está dotado de una versátil transmisión mecánica de 6 velocidades, cada una de ellas de largo recorrido, adaptándose muy bien a cada una de las situaciones de manejo, y con precisas y cortas engranadas mediante su palanca de cambios.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-07

Citroën informa que el DS3 THP BVM6 logra un 0 a 100 km/h en 7,3 seg. y una velocidad máxima de 234 km/h, considerando un peso en vacío de 1.165 kgs. En esta prueba comprobamos lo ágil y rápido que resulta el modelo, fluye muy bien en cada una de las marchas, y como mencionábamos, anda muy bien en bajo rango de revoluciones, resultando muy grato transitar en sus distintos ánimos; es un compacto deportivo que goza de una aplaudible metamorfosis. En carretera, a 120 km/h viaja tranquilamente en torno a las 2.200 rpm.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-06

Sus dimensiones rozan los 4 mts. de largo (3.948 mm), 1.715 mm de ancho y 1.483 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.464 mm. Pese a que se trata de un vehículo compacto, se hubiese agradecido una distancia entre ejes algo más extendida, junto a una altura más baja, en combinación con una plataforma más ancha, con el fin de mejorar la estabilidad, principalmente a altas velocidades, aunque hay que recordar que el modelo está basado en el Citroën C3, un vehículo dedicado a la ciudad, nacido como una respuesta funcional a la movilidad urbana.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-18

Así todo, es un auto que está hecho para correr. La suspensión del Citroën DS3 es bien rígida, por lo que se hace necesario estar bien pendiente de las condiciones del camino para no caer en esas “trampas” asociadas a caminos en mal estado, ya que no perdona la más mínima irregularidad, descartándose absolutamente su circulación por caminos no pavimentados. Si agregamos que monta unos neumáticos Michelin de 205/45, los que contornean unas preciosas llantas negro/cromadas de 17″, esta alerta debe ser aún más intensificada.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-12

Sin embargo, son precisamente estos “zapatos” y suspensión los que permiten jugar animadamente con la unidad, sin miedo a perder el control o trayectoria, sin dejar de mencionar lo directa y precisa de su dirección asistida eléctricamente, la cual copia muy bien el camino, otro de los puntos altos percibidos en Citroën DS3 sometido a prueba.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-13

Los frenos del Citroën DS3 también tienen un comportamiento formidable (uno de los elementos fundamentales para permitirse darse ciertas licencias deportivas en un vehículo), actuando muy efectivamente en situaciones claves, gracias a los discos dispuestos en sus cuatro ruedas, con asistencias electrónicas como ABS con REF (repartidor electrónico de frenada), permitiendo que el vehículo no pierda la trayectoria y estabilidad al pisar sin descaro el pedal de freno, además del AFU (Ayuda al Frenado de Urgencia), donde automáticamente el vehículo fuerza la frenada para mayor efectividad, sumado al sistema de control de estabilidad, es decir, una frenada segura por donde se le mire.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-04

Como sucede con muchos vehículos con aires de lujo, su puesta en escena definitivamente es superior en vivo que al verlo en fotografías. Muestra un frontal con actitud y unos modernos grupos ópticos principales, además de neblineros. Las luces de conducción diurna conformadas por 6 LED dispuestos verticalmente en los extremos de su parte baja son el sello de este modelo, dotándolo de una impronta con marcada personalidad.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-03

Su vista lateral muestra una adecuada proporcionalidad, con unas llantas de 17″ que funcionan correctamente como integrantes de la composición. Resaltan el diseño de la ventana lateral trasera y la configuración del pilar B (entre la ventana delantera y trasera) donde se dibuja una especie de aleta de tiburón que casi llega al techo, siendo uno de los elementos claves en el estilo que irradia este deportivo francés, creando el efecto óptico de un techo flotante, culminando con un spoiler trasero extendido que lo hace verse más largo.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-01

La bitonalidad carrocería – techo/espejos del Citroën DS3 le otorga un aire aún más juvenil, un mix de pintura establecido por uno de sus rivales directo, el MINI Cooper, así como también lo son el Audi A1 y el Alfa Romeo MiTo. También, la serie de elementos tipo cromo, como los perfiles de la mascarilla, contorno de los neblineros, brazo de soporte de espejos, manilla y barra inferior en las puertas y contorno de las llantas, entregan esa sensación de estar frente a una “gema” de entrada, y que pelea dignamente el segmento con los participantes mencionados.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-05

Su vista posterior es la menos despampanante, lo que no le quita atractivo. Una simple y limpia propuesta adornada por unos focos con tecnología LED de precisas dimensiones, y la amplia tercera luz de freno montada en el spoiler, todo coronado por el elegante logo DS con un tímido número 3 firmando la unidad, además de la sobria placa THP, con la T en rojo, avisando que la tecnología turbo está presente. Destaca el corte transversal de la doble salida de escape ubicada al lado derecho, así como también la amplia luneta, la cual no rompe la armónica proporcionalidad.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-14

Su interior sigue la línea lujosa asociada a los DS. La entrada al habitáculo es muy amplia y cómoda. Lo primero que llama la atención al ingresar a la cabina son los elegantes y amplios asientos de cuero calefaccionados, los que están en altura, otro punto que hace muy cómodo el ingreso a la cabina. Tienen un diseño único y funcionalmente se comportan a la altura de un deportivo, ya que pese a entregar una muy buena sujeción lateral para no desplizarse cuando las fuerzas laterales empujan en situaciones de conducción extrema, no se sienten apretadas, sino todo lo contrario, se comportan como un cómodo sillón. Las plazas traseras siguen la misma línea, aunque desaparecen los soportes laterales, y si bien, pueden ir dos adultos comodamente sentados, es necesario “negociar” la posición del asiento delantero con sus ocupantes.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-17

Lo anterior, se hace más fácil con el asiento del copiloto, gracias a una ingenioso diseño de la sección de la guantera, cuyo gran sacado entrega un gran espacio para las piernas del copiloto, lo que permite llevar su asiento más adelante, y por ende, entregar más espacio al pasajero que va en la parte trasera. El tira y afloja con el asiento del piloto es otro cuento, aunque en su parte posterior se ha moldeado para que la persona que va atrás pueda incorporar de mejor manera las piernas.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-08

Los materiales que componen el tablero, y en general todo el habitáculo son de primera calidad, observándose un acabado brillante tipo “piano black”, así como también incrustaciones de metal en la palanca y base del seleccionador de marchas, freno de mano y pedales, estos últimos, con un ángulo de inclinación algo acostados, podrían haber sido más perpendiculares para otrorgar una pisada más ergonómica y permitir extender más cómodamente las piernas.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-15

La configuración de todo el sistema de selección multimedia y de climatización dispuesto en la consola central puede resultar algo anticuado en su diseño, desencajando en todo el aire moderno y lujoso que proyecta el Citroën DS3, aunque funciona bien, integrando climatizador y opciones de conexión USB, además de la posibilidad de asociar teléfonos vía bluetooth. Una pantalla diminuta y de cómoda legibilidad depliega la información asociada a música, teléfono e información del auto, con una interface de dígitos en color naranjo que embellece aún más el entorno.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-11

El diseño del cuadro de instrumentos del Citroën DS3 es propio del diseño francés, con el velocímetro en la parte central, tacómetro a la izquierda, y una pantalla digital a la derecha que informa de consumo, autonomía y una agradecida asistencia que suguiere el paso de marchas para una conducción más óptima y rendidora.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-09

Hay una clara visualización del cuadro de instrumentos, gracias a un volante correctactamente dispuesto, el que se puede ajustar en altura y profundidad. Junto a un asiento que permite, entre otras regulaciones, variar su altura, es fácil encontrar una cómoda posición de manejo. Un volante de dimensiones exactas, que es la interface para comandar entretenidamente la unidad. Repetimos, es un deportivo muy entretenido y que invita a jugar con él.

prueba-citroen-ds3-2016-nota-19

Si no hay comandos en el volante, es porque éstos han sido dispuestos en los selectores montados en la columna de dirección, bajo aquellos para operar señalizadores y limpiaparabrisas. A través de éstos, se pueden comandar el sistema multimedia, teléfono, además de destacadas asistencia como el control de velocidad crucero y el limitador de velocidad, este último muy útil para no estar pendiente de sobrepasar el límite de velocidad, ya sea legal o autoimpuesto, ya que este Citroén DS3 es un auto nervioso y reactivo, se arranca muy fácil, por lo que una automatización asociada a llevarlo con las “riendas tirantes” es bienvenida.

Invalid Displayed Gallery

Abrir chat
Powered by