Bugatti Divo Lady Bug, Superando lo Imposible

Incluso los profesionales que participan en marcas consideradas el pináculo de la perfección y exclusividad tienen episodios de debilidad que los llevan a evaluar la rendición ante proyectos tan complicados como fue esta personalización del que es quizás el auto más espectacular del planeta, el Bugatti Divo, un exótico presentado en agosto de 2018 que sólo contará con 40 unidades, con las últimas pronto a entregarse en los próximos meses, cada una vendida por un precio desde €5 millones, es decir, unos casi $4.400 millones al cambio de hoy….sí, cuatro mil cuatrocientos millones de pesos.

Bautizado como Bugatti Divo Lady Bug, esta exclusiva personalización nace por la minuciosa solicitud de un cliente de Los Angeles, California, y demoró un año y medio en concretarse desde la idea a la realidad.

El arribo de esta maravilla a la ciudad de los sueños fue registrada y difundida extraoficialmente los primeros días de enero pasado, oportunidad en la que se develó que el trabajo de personalización tuvo un costo extra de un millón de dólares.

El anuncio oficial del Bugatti Divo Lady Bug de esta semana considera un desfase de 2 meses desde que fue entregado a su dueño…quién sabe por qué. Posiblemente, hubo que negociar con su propietario para revelar el proyecto, quien además posee otros exponentes de Bugatti como un Veyron Vitesse, un Chiron y la única unidad existente del Bugatti Vision Gran Turismo creado para el famoso juego de PlayStation de Sony.

La otra hipótesis podría ser el deseo de los galos de enfriar un poco las cosas, tras varios meses sometidos a presión y a un arduo trabajo de artesanía en el desarrollo del Bugatti Divo Lady Bug, y luego hacer un recuento más organizado de la proeza lograda y explicar detalladamente como se llevo cabo esta nueva obra de arte del mundo automotriz.

MANOS A LA OBRA

¿Lo solicitado? Incorporar cerca de 1.600 figuras de diamantes que cumplieran con el patrón de ir difuminándose desde el frontal hacia la sección trasera, poblando el capó, laterales y techo, una odisea que fue todo un desafío para los diseñadores de la francesa de Molsheim.

Los expertos y artistas de la personalización tuvieron que ingeniárselas y cranear un método que pudiera llevar el concepto bidimensional a una tridimensionalidad que no perdona inexactitudes, con rombos que en un comienzo se presentaban deformados en la carrocería del BugatTi Divo, lo que llevó a modificarlos digitalmente uno por uno, con un margen de error que no podía sobrepasar el milímetro, una “cirugía” de diseño considerada de alto riesgo.

Ante este como complicado desafío, y tras una serie de intentos fallidos, es que el Jefe de Color & Moldeado en Bugatti Design, Jörg Grumer consideró el peor de los escenarios: “No podemos cumplir con la solicitud del cliente”.

Sin embargo, rendirse no está en el manual de Bugatti y la motivación estuvo en llevar lo imposible a lo posible para el cliente, y el resultado está a la vista.

Las tonalidades rojo/negro, por supuesto que fueron minuciosamente escogidas para generar el exclusivo contraste que muestra esta fenomenal obra maestra. Hablamos de un rojo denominado Special Red y de un gris identificado como Graphite.

ES EL MISMO DIVO

Al igual que el Bugatti Divo presentado en 2018, esta versión Lady Bug monta el mismo propulsor de 16 cilindros en W de 8.0lts. y 4 turbos del Chiron, el que a su vez es una actualización de la misma fórmula mecánica que debutó en el famoso Veyron.

La transmisión también es la misma de 7 velocidades DSG que administra el desempeño del Chiron, entregando tracción a las 4 ruedas.

El Bugatti Divo Lady Bug ofrece los mismos 1.479 hp (1.500 PS) de potencia máxima a 6.700 rpm y 1.600 Nm de par motor entre las 2.000 y 6.000 rpm del Bugatti Divo, números que también comparte con el Chiron.

Lo que diferencia al Divo del Chiron es su comportamiento en curvas, siendo más rápido en pista, reportando 8 seg. de ventaja en el circuito italiano de Nardò. su foco no está en lograr una asombrosa velocidad final, razón por la cual “sólo” llega a un tope limitado a 380 km/h, en vez de los 420 km/h del Chiron de producción. El 0 a 100 km/h es de 2,4 seg.

Una limitada velocidad que es necesaria para sobrellevar la resistencia aerodinámica adicional, tras alcanzar una carga de 465 kgs., 90 kgs. más que en el Chiron, además de la elevada presión de neumáticos por su altura.

GALERÍA DE MÁGEES
BUGATTI DIVO LADY BUG

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>