4 de Julio: El Lincoln Continental de Kennedy

Estados Unidos, uno de los países claves en el desarrollo de la industria automotriz, celebra hoy la declaración de su independencia ocurrida el 4 de julio de 1776.

Una de sus famosas marcas es Lincoln, la división de vehículos exclusivos de Ford, fundada en 1917 y que anualmente fabrica en torno a las 100 mil unidades.

Y entre sus celebres modelo está el Continental que debutó en 1939. Continúa fabricándose, siendo recordado también como el medio de transporte de 35º Presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, quien gobernó desde enero de 1961 hasta el día en que fue asesinado en Dallas, Texas el 22 de noviembre de 1963.

Fue sobre su limusina presidencial, una versión modificada de un Lincoln Continental de 4 puertas convertible de 1961 donde JFK fue abatido a tiros mientras era ovacionado por la multitud en su custodiado paseo por las calles de Dallas.

El X-100

El Servicio Secreto de Estados Unidos bautizó a limusina presidencial de Kennedy con el código X-100 y debutó en la Casa Blanca en junio de 1961.

El Lincoln Continental 4 puertas convertible usado como base fue ensamblado en la planta de la marca en Michigan en enero de 1961 y Hess & Eisenhardt, compañía especializada en preparar vehículos blindados y presidenciales, se encargó de su modificación.

El vehículo fue cortado por la mitad y reforzado. Su largo original de 5.395 se extendió en más de un metro (+1.066 mm), además de efectuarse otras modificaciones, como techos de acero y de paneles de plástico desmontables y un asiento trasero que podía subir hasta 26 cms. para elevar al presidente.

También se le incluyeron sistemas potenciados de calefacción y aire acondicionado, con ventiladores auxiliares y dos paneles de control, además de los típicos sellos presidenciales bordados en bolsillos especiales de las puertas.

En las imágenes del presidente Kennedy desplazándose en la limusina presidencial se puede ver la disposición de 4 pisaderas retráctiles alrededor del vehículo para el uso del Servicio Secreto, además de dos pisaderas adicionales en la parte trasera.

Además, se le integraron luces intermitentes, una alfombra especial azul Mountoun en la sección trasera, indicadores de luces para avisar de puertas entreabiertas o cuando se salía del vehículo, dos astas de banderas y dos focos, asientos desplegables para pasajeros adicionales, dos teléfonos-radio y luces interiores.

MOTORIZACIÓN

El encargado de desplazar las 3.5 toneladas (719 kgs. más que el modelo original) que pesaba la limusina presidencial utilizada por Kennedy en su corto periodo de gobierno, era un Ford MEL 430, un V8 de 7.0 lts. que lograba hasta 350 hp de potencia.

¿QUÉ FUE DE LA LIMUSINA PRESIDENCIAL DE KENNEDY?

Tras el asesinato de John F. Kennedy la limusina presidencial en cuestión fue blindada y su original tonalidad azul marino fue oscurecida. El motor también fue reemplazado por uno que aumentó su potencia en 17%.

Continuó su servicio con el Presidente Lyndon B. Johnson hasta 1967 y siguió funcionando como auto presidencial hasta principios de 1977, siendo utilizado ocasionalmente por otros presidentes de Estados Unidos como Nixon, Ford y Carter.

Hoy, la famosa limusina presidencial de John F. Kennedy es exhibida al público en el Henry Ford Museum en Dearborn, Michigan, considerando que siempre fue propiedad de Ford, funcionando bajo modalidad de arriendo para el gobierno de Estados Unidos.

El atentado que le quitó la vida a Kennedy en 1963 cambió para siempre las medidas de seguridad de las limusinas presidenciales posteriores. Actualmente, son una especie de bunkers sobre ruedas y es la conocida “The Beast” asociado a la firma Cadillac la que sigue con la tradición.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>