Blog

Latest Industry News

¿Están las Cajas Manuales en Peligro de Extinción? Porsche Continuara Fabricandolas

Sin duda alguna que conducir un vehículo mecánico es un placer para quienes gustan de una relación más directa hombre-máquina y tienen al automovilismo dentro de sus hobbies (y también como fuente de trabajo en nuestro caso). Para los que nacimos con un cromosoma en forma de pistón, resultará difícil olvidar esos primeros aprendizajes al volante y las primeras salidas desde 0 realizando los llamados “saltos de conejo” por nuestra inexperiencia en las cuatro ruedas. Posteriormente, y casi sin darnos cuentas, nos acostumbraríamos por inercia a realizar la complicada balanza de pisar acelerador y soltar embrague que, muchas veces con impotencia, trataban de graficarnos nuestros obligados instructores, sacando más de alguna carcajadas entre los espectadores del show callejero. Hoy en dia es evidente que las cajas automáticas han suplamantado en gran parte a las mecánicas y han hecho desaparecer el tercer pedal del extremo izquierdo en la mayoría de los vehículos. Porsche se pronuncia ante la encrucijada, comentándole a Motor Trend que mientras exista interesados, seguirán construyendo este tipo de transmisiones, la cual incluso continuará siendo la única opción en uno de sus más extremos exponentes, el 911 GT3. Por supuesto, los puristas suspiran de alivio frente a los anuncios que hacen los del escudo de Stuttgart.

Lo anterior va en concordancia con el estreno en marzo de la primera caja de cambios de siete velocidades que se integra en un auto de producción, la cual será incorporada en la nueva versión del clásico modelo 911 Carrera y 911 Carrera S, recientemente estrenados en el Salón de Frankfurt.

Las antiguas cajas automáticas solucionaron la necesidad por un sistema de transmisión que implicara menos trabajo por parte del conductor, las que fueron muy apetecidas, sobretodo en vehículos de gran tamaño. Basta con recordar los Mercedes-Benz de los años 80 que llegaban a Chile con el clásico cambio automático, cuyas marchas eran guiadas por una línea con ranuras tipo laberinto, hasta que llegó el día en que fueron un standart en la marca de la estrella, disolviendo por completo la palanca de trayectoria en H.

Pero, ¿qué se sacrificaba con estas cajas de cambio? Si bien, se agradecía su comodidad en situaciones como atochamientos vehiculares o la entrega de una conducción con menos esfuerzo, la aceleración se veía perjudicada en su desempeño por la demora en el paso de las marchas, siendo un poco más lentos que sus pares mecánicos y consumiendo más combustible.

Hoy sucede lo contrario. En el caso de Porsche, su famosa caja automática PDK de doble embrague resultan ser más rápidas en el paso de las marchas, tardando sólo milésmimas de segundos. Una vez más, la máquina supera al hombre y ni siquiera el más experimentado de los pilotos puede contra el sistema electrónico de las modernas cajas que, además de permitir aceleraciones más rápidas, incrementan la optimización del combustible.

Pero para los más tosudos y apegados a la tradición de la conducción, el pisar el embrague y ejercitar análogamente la técnica del paso de cambios en la conducción es algo que no se transa y sin comparación. Mientras el desarrollo permita un espacio para los románticos, el clásico “mecánico” seguirá teniendo adoradores dentro del mundo de las tuercas, y por ello agradecemos a Porsche su voluntad de permitir que la conducción sea, quizás para algunos, el único juego que los mantienen desde niños sin aburrirlos.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Abrir chat